Análisis Ganadero Semanal

Por Hermes R. Torra (del 7 al 11 de Noviembre de 2016)

Invernada: Nuevamente firme
La invernada recupera la firmeza a pesar de la caída del precio del consumo y la exportación. La demanda supera los actuales ofrecimientos y le da competitividad a los remates. La relación gordo invernada se profundiza a favor de la reposición. En la exportación no hubo mayores cambios y acompaña la baja del consumo.

La progresiva recomposición de la oferta alentó la reposición de haciendas de invernada a través de una mayor competitividad en las subastas y consecuentemente retomó la senda de firmeza que había tenido a mediados de Septiembre pasado. Igualmente en aquella oportunidad “el gordo” tenía un mejor valor que el que hoy signa los negocios en Liniers y en forma directa dándole mayor equidad a la relación gordo invernada. Hoy con un precio del consumo que se cayó entre 1,50 y 2,00 pesos por kilogramo en pié y con la renovada firmeza de la invernada aquella relación vuelve a ser netamente favorable para el criador. En ésta oportunidad y en la particularidad de los remates pudo apreciarse que las compras pasaron mayormente por grandes invernadores o “feedloteros” a campo que ante ventas recientes y/o cuestiones impositivas salieron rápidamente a reponer con una flexibilización en los posicionamientos anteriores. Solo en aisladas oportunidades o en lotes de menor cuantía los negocios tuvieron como partícipes a pequeños y medianos invernadores tradicionales. Otros por su parte prefirieron esperar otras oportunidades aunque el panorama para la operatoria de haciendas de reposición, para la mayoría de los operadores, ya no cambiará afirmando los actuales precios – por lo menos- hasta fines de Diciembre. La cuestión para muchos productores pasa por no desperdiciar lo que vaya saliendo como oferta, en virtud que hay un proceso de retención por la gran disponibilidad de pasto en todas las zonas de cría y solo necesidades económicas llevarían a los criadores a salir con una mayor cantidad de haciendas.

En Liniers

La condición de tranquilidad en el mercado de Liniers no se modifico e inclusive en el período se operó con nuevas bajas. La entrada de la semana fue de 24.655 vacunos, 3.691 menos que la anterior, con un aporte de 1.274 cabezas (anterior 1.791) remitidas desde nuestra provincia. El índice sugerido para los arrendamientos rurales fue fijado en esta oportunidad en 27,544 pesos versus los 28,021 del ciclo hebdomadario anterior. Por su parte el promedio del novillo liviano de 431 a 460 kilos tuvo una media semanal de 28,466 pesos (anterior $ 29,443) y el del novillito de 391 a 430 kilos de 29,266 pesos versus los 29,561 pesos del período anterior.

Exportación y consumo

Los novillos de exportación continuaron con precios similares a los del período anterior e inclusive en algunos casos con 50 centavos menos. En La Pampa se ofrecían entre 52,50 y 53,00 pesos por novillos que en el gancho dieran hasta 150 kilos la media res descendiendo hasta los 51,50/52,00 pesos por los de hasta 170 kilos “la media”. Sobre empresas exportadoras de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fé y por novillos de hasta 500/520 kilos se ofrecieron entre 54,00 y 54,50 pesos con pagos que fueron desde los 21 a 30/35 días. En el consumo y por vaquillonas frigoríficos pampeanos ofrecían por vaquillonas livianas hasta 90 kilos la media res entre 52,00 / 52,50 pesos, al igual que por novillos entre 400 y 420 kilos.