Análisis Ganadero Semanal

(del 28 al 30 de Diciembre de 2015)
Por Hermes R. Torra

2.015 Con Buenos Resultados
Transcurrido un nuevo año la comercialización de haciendas en todos sus sectores marcó solidez en sus valores. Tanto las haciendas de invernada y cría como las de consumo, exportación y reproductores, tuvieron una demanda activa que solidificó los valores en cada una de ellas. Un buen panorama climático y expectativas favorables por las medidas anunciadas por el gobierno de Macri alientan un crecimiento de la ganadería para el futuro según indican analistas del sector ganadero.



La negociación de haciendas vacunas en cada una de las clasificaciones mantuvo en el cierre de 2.015 un clima de firmeza según lo muestran los valores alcanzados en el consumo, exportación, invernada y cría. Por otro lado las medidas anunciadas para el agro por el gobierno de Mauricio Macri fueron bien recibidas por el sector y coadyuvaron para que se afiancen - en particular -cada uno de los mercados ganaderos. Por otra parte las lluvias, tan significativas para el desarrollo de las actividades agrícolas ganaderas, se manifestaron en todo el año y en general en buena forma. Estas precipitaciones, en algunos casos por lo importante de los registros que superaron marcas históricas y en otros – no tan abundantes – pero bien distribuidas, le dieron un aliciente a los criadores para pensar en una progresiva recomposición de los stocks y a los invernadores un alivio en la inversión por la excelente disponibilidad de pasturas y verdeos. Claro que como toda regla tiene su excepción y en este caso por lo extenso del territorio pampeano más aún, entre noviembre y diciembre se produjeron algunos excesos hídricos en algunas zonas y déficits en otras. Por suerte estas últimas recibieron precipitaciones de entre 30 y 40 milímetros en el inicio de este nuevo año, aliviando una situación que para algunos cultivos de cosecha gruesa se presentaba complicado.

Invernada

En cuando a las haciendas de reposición se refiere, el cierre de Diciembre continuó con el positivismo que tuvieron sus precios o a lo largo de todo el año, siempre distantes de cualquier relación lógica con el valor del gordo. Una oferta que apareció siempre como limitada para las necesidades que expresaba la demanda aún en los meses de la zafra de terneros, sostuvo precios que llegaron a establecer una diferencia de más del 50 por ciento entre el valor del ternero (media de 180 Kilos) y el precio del novillo terminado. El panorama climático favorable y la posibilidad de un cambio en las políticas para el sector, más allá de quien triunfara en las elecciones presidenciales, la daban también a esta comercialización una tónica siempre firme. Así continuó durante todo 2015 para manifestarse en los últimos remates del año con un 35 por ciento de diferencia a favor de los terneros. La solidez de los negocios alcanzó también la categoría de reproductores y tanto en machos como en hembras (inclusive vaquillonas y terneras generales con destino a cría) hubo satisfacción por los valores obtenidos en una venta siempre solicitada. La intención de ser más productivos y a la vez incrementar los stocks en la búsqueda de recuperar parte de lo mucho perdido en los años de sequía es el objetivo aunque el mismo también deberá contar con políticas activas que aseguren y le den viabilidad y sustentabilidad a esta intención de nuestros criadores.

Porcinos y Caprinos

La actividad porcina por su parte fue mostrando un incremento en su producción a lo largo de todo el año favorecida por el bajo precio del maíz (hoy con una recuperación) aunque con precios que nunca se acercaron a una relación lógica respecto al valor del novillo. Por su parte las producciones de ovinos y caprinos se manifestaron con guarismos de stocks similares a los anteriores, destacándose en los últimos un avance significativo en la calidad por el mejoramiento genético de los mismos. En los lanares y principalmente en zonas del oeste pampeano si se quiere lograr un incremento en el número de los rodeos, éste también tendrá que ver con el control del depredador puma, de lo contrario cualquier política no tendrá resultados positivos.

En Liniers

La poca oferta en el último período de negocios del año volvió a generar una plaza firme para la generalidad de las categorías. Solo ingresaron entre lunes y miércoles 12.601 cabezas, 5.565 menos que en el también reducido período anterior. El índice sugerido para los arrendamientos rurales se situó en 24,673 pesos versus los 22,925 del ciclo hebdomadario anterior. Por su parte el promedio semanal del novillo liviano de 431 a 460 kilos fue 26,548 pesos (anterior $ 24,028) y el del novillito pesado de 391 a 430 kilos de 26,269 pesos contra los 25,786 pesos anteriores. Para Diciembre el índice sugerido por el mercado de Liniers para los arrendamientos rurales se ubicó en 24,935 pesos contra los 20,965 pesos de Noviembre. En tanto el novillo liviano tuvo una media de 25,891 pesos (Noviembre $ 21,879) y el novillito pesado de 27,186 pesos versus los 22,812 de Noviembre.

Exportación y Consumo

Los precios del novillo de exportación se mantuvieron sostenidos la última semana en virtud del buen interés de la demanda y ante una oferta muy acotada de animales para dicho destino. En el ámbito pampeano se ofrecieron en el cierre del período 46 pesos “la carne” por novillos que en el gancho dieran hasta 150 kilos la media res; 45,50 pesos hasta 160 kilos; 45 pesos hasta 170 kilos, cayendo luego a 38 pesos entre 180 y 200 kilos “la media”. Sobre frigoríficos de Buenos Aires se ofrecieron entre 46 y 47 pesos por novillos de hast6a 500/520 kilos en pié con plazos para el pago que fueron de los 7 a 30 días. En el consumo prácticamente y sobre el cierre de los negocios no trascendieron ofrecimientos o directamente no se hicieron, aguardando la reapertura de la comercialización en Liniers y principalmente la correspondiente al día martes ya que para mañana lunes no se esperan ingresos importantes que permitan establecer condiciones de plaza.