Análisis Ganadero Semanal

Por Hermes R. Torra (del 13 al 17 de Marzo de 2017)

Derrumbe de precios en Liniers
El mayor volumen de la oferta en el Mercado de Liniers terminó por derrumbar los precios de los dos períodos precedentes. Igualmente alguna ganancia queda respecto a 30 días atrás. La invernada se vendió con agilidad aunque tampoco se llegó a los precios de una semana atrás. Por su parte la exportación se mantuvo con valores similares a los anteriormente abonados.

La comercialización ganadera del período tuvo en las bajas en el mercado de Liniers el principal obstáculo para afirmar los precios correspondientes a las haciendas de reposición aunque no tuvo mayor influencia sobre los correspondientes a la exportación por necesidades puntuales de dicha demanda. La tendencia positiva y hacia la suba que habían experimentado los valores en el centro concentrador capitalino en las dos semanas previas a la pasada se tradujo en una tranquilidad progresiva en el pasado período ante el incremento que a diario mostraron los ingresos. Así la demanda tuvo la oportunidad de ser muy selectiva y solo privilegiar los conjuntos de excelente terminación, principalmente del engorde a corral. Si bien esta circunstancia fue apreciada en todo el ciclo hebdomadario, sobre el cierre del mismo la falta de una cantidad suficiente de dichos conjuntos hizo a una mejor actitud de la demanda elevando sus precios, dándole al mercado una perspectiva de pronta recuperación de todos los valores. En cuanto a las haciendas de invernada y tras los mejores resultados del período anterior, en ésta oportunidad los compradores fueron más cautelosos- por las bajas en Liniers – y si bien operaron con interés no igualaron las marcas anteriores. De todas formas la comercialización fue considerada satisfactoria, tanto en el trámite como en los precios y tanto en la operatoria al contado como con plazo de 30 días. Para esta semana la operatoria proseguirá con varios remates programados en Santa Rosa, Miguel Cané, Realicó, General Acha y dos en Victorica, con una oferta que en la previa suma alrededor de 7.000 vacunos.


En Liniers

El mayor volumen de la oferta constituyó el motivo más que suficiente para que frigoríficos matarifes y abastecedores pudieran morigerar sus ofrecimientos y progresivamente bajar los precios records del período anterior. Igualmente sobre el cierre del período hubo un atisbo de recuperación principalmente por los conjuntos del consumo muy definido de feedlot y por las vacas pesadas de excelente terminación. La entrada de la semana fue de 32.524 cabezas, 5.753 más que las 26.771 anteriores. El aporte de haciendas pampeanas fue de 2.616 animales versus los 2.307 anteriores. El índice semanal sugerido para los arrendamientos rurales fue de 29,054 pesos contra los 30,569 pesos del período anterior. Por su parte el promedio del novillo liviano de 431 a 460 kilos se ubicó en 29,845 pesos (anterior $ 30,988) y el del novillito pesado de 31,290 pesos versus los 32,613 pesos anteriores.


Exportación

Más allá de las alternativas ocurridas en el mercado de Liniers, el sector frigorífico exportador mantuvo en general las cotizaciones anteriores tanto por los novillos como por las vacas. Así en nuestra provincia y por novillos que en el gancho dieran hasta 150 kilos la media res se ofrecían entre 53,50 y 54 pesos; hasta 160 kilos entre 53,00/53,50 y hasta 160 kilos 52,50/53 pesos. En todos los casos la media para el pago se ubicó en los 30 días. Mientras tanto la industria de Buenos Aires ofrecía al cierre de la semana 55 pesos por novillos de hasta 150 kilos la media res, con pago a 7 días y 55,50 pesos con plazo de 30 días. Por novillos de 140 a 145 kilos la media res y con pago a 7 días se pagaba 55,50 pesos. Otros ofrecimientos solo llegaban a 53 pesos hasta 160 kilos la media res por novillos de hasta 520 kilos y 51 pesos hasta 180 kilos “la media”. Por las vacas con certificado para exportar los valores se ubicaron entre los 46/46,50 pesos con pago 7 y 21 días, respectivamente.