Análisis Ganadero Semanal

Por Hermes R. Torra (del 26 al 30 de Noviembre de 2018)

Invernada
Con plaza sostenida
La comercialización de haciendas de invernada pudo sostener aceptables valores para cada una de las categorías en vista de un mercado caracterizado por un interés acotado en cuanto a competitividad se refiere. Los machos siempre sobresaliendo sobre las hembras por los distintos niveles de rentabilidad. En la negociación de las vacas, las con cría tuvieron una mejor salida a través de una demanda un poco más amplia y con mejor posicionamiento en relación a períodos anteriores. En Liniers la negociación continuó tranquila a pesar de una leve mejora respecto a una semana atrás pero con promedios que para todo el mes de Noviembre fueron inferiores a los de Octubre. En la exportación los últimos ofrecimientos tuvieron bajas de entre 0,50 y 1 peso “la carne”. La industria continuó diciendo que encuentra una buena oferta y en consecuencia aprovecha la oportunidad para retrotraer los precios a un mes atrás.

Una negociación sostenida fue la de ésta semana en el mercado de invernada plasmada en remates que progresivamente sumaron ofertas cada día más importantes pero siempre contando con una demanda interesada y ya más decidida a no dejar pasar las oportunidades de reposición. La continuidad operativa del período llevó a que en el último remate de la semana, en General Acha por la firma Néstor Hugo Fuentes S.A, llegaran a ofrecerse 4.280 cabezas. Se llegó a ese número por distintas circunstancias, cuestiones económicas e impositivas, necesidades de financiamiento de los procesos productivos y de los propios y para muchos operadores la visualización de que en éste año no habrá cambios tan importantes para este último mes del año como ocurrió tantas veces. De todas formas y por cuestiones netamente impositivas, las vacas con crías comenzaron a tener una situación diferenciada y más positiva respecto al resto de las categorías. De aquí en más y con muchos remates especiales de fin de año que ya programaron las distintas casas consignatarias, todos esperan – por lo menos – el sostenimiento de los actuales precios aunque dicha situación siempre estará sujeta a los vaivenes de la situación económica por la que atraviesa el país.

En Liniers

Con una oferta levemente superior a la anotada una semana atrás y moderada por cierto, la negociación no tuvo mayores cambios. Solo expresó algunas mejoras por lotes de especial condición en remates de “fin de año” de dos casas consignatarias el jueves pasado. La entrada del período fue de 23.138 animales versus los 22.666 anteriores. El aporte de haciendas pampeanas fue de 1.094 cabezas, 78 menos que en el ciclo hebdomadario anterior. El índice semanal para los arrendamientos rurales se situó en 43,457 pesos (anterior $ 42,993). Por su parte el promedio del novillo liviano de 431 a 460 kilos fue de 44,768 pesos (anterior $ 43,564) y el del novillito pesado de 391 a 430 kilos de 45,486 contra los 43,919pesos de una semana atrás. Para el mes de Noviembre el índice de arrendamiento fue de 43,323 pesos (Octubre $ 44,318), el promedio del novillo liviano de 44,204 pesos (Octubre $ 44,755) y el del novillito pesado de 44,548 pesos versus los 45,593 pesos del mes anterior.

Exportación

Con igual situación que una semana atrás, es decir un buen volumen de oferta, los frigoríficos exportadores bajaron entre 0,50 y 1,00 pesos sus ofrecimientos. Así y en nuestra provincia al cierre de los negocios del período se ofrecían 88 pesos por novillos que en el gancho dieran hasta 150 kilos la media res; 87,50 pesos hasta 160 kilos y 87 pesos hasta 170 kilos “la media”, con 30 días de plazo. Sobre empresas de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fé los valores se situaron entre 87 y 90 pesos de acuerdo a peso y plazos para el pago. En tanto y por vacas de consumo, se ofrecían en esta provincia hasta 73 pesos, también con 30 días de plazo para el pago.