Análisis Ganadero Semanal

(del 25 al 29 de Enero de 2016)
Por Hermes R. Torra

Plaza sostenida en invernada
Los negocios realizados con haciendas de reposición ratificaron los precios del cierre anterior. Las diferencias con el precio del gordo se iniciaron notar nuevamente aunque la demanda se mostró solícita por los buenos conjuntos en cada una de las categorías y clasificaciones. En Liniers hubo en la semana una leve recuperación en los valores aunque en la comparación Enero y Diciembre pasado se registró una baja promedio del 6 por ciento. La exportación sin mayores cambios.



La negociación de haciendas de reposición se realizó en el marco de una demanda que mostró competitividad ante la calidad y precios que lograron sostenerse en los mismos niveles que en el cierre de ciclo hebdomadario anterior. Tal característica fue común en toda la región logrando mantener entonces diferencias apreciables respecto al valor del gordo. Al reiterarse condiciones climatológicas favorables que permiten a los invernadores una continuación de los engordes o recrías a un menor valor por la importante disponibilidad de pasto y perspectivas optimas en los cultivos de cosecha para los productores de economías mixtas, la demanda se mostró solícita a reponer en tiempo y forma. Inclusive y ante el panorama favorable algunos invernadores con ventas recientes repusieron en número superior a sus previsiones aún ante precios que siguen alejados de cualquier relación lógica con el precio del gordo. En dicha des relación se ubican principalmente las categorías de terneros. En las haciendas de mayor peso la reposición guarda una mejor relación aunque siempre favorable a los criadores. La única alternativa en estas últimas fue la aparición de algunos “feedloteros” que de a poco van acercándose a los lugares de comercialización a efectos de cubrir los faltantes en los encierres, aunque siempre lo hagan con mucho cuidado y valores preestablecidos de los que poco se alejan. Así esperan una salida más amplia de la zafra actual en la búsqueda de mejores oportunidades por el mayor volumen de la oferta. Solo restará ver la actitud de sus competidores y el desarrollo de los negocios que para muchos no variará en demasía con los precios actuales.

En Liniers

Otra semana con poca oferta y una leve recuperación de los precios, expresada principalmente en lotes de novillos, vacas y toros, fue la característica saliente de este período. Igualmente y respecto a Diciembre pasado la hacienda tuvo una debacle promedio del 6 por ciento mientras que en la comparación con Enero de 2015 la suba de los precios se ubicó en el orden del 49 por ciento. La entrada de la semana fue de 19.084 cabezas (anterior 19,243), con un aporte de solo 669 cabezas remitidas desde nuestra provincia. El índice sugerido para arrendamientos rurales se ubicó en éste período en 23,928 pesos versus los 22,866 pesos anteriores. Por su parte el promedio semanal del novillo liviano de 431 a 460 kilos fue de 24,341 pesos (anterior $24,332) y el del novillito pesado de 391 a 430 kilos de 25,615 pesos (anterior $ 24,95). En tanto para el primer mes del año el índice sugerido para los arrendamientos rurales fue de 23,222 pesos contra los 24,925 pesos de Diciembre pasado. El promedio mensual del novillo liviano fue de 24,418 pesos (Diciembre $ 25,891) y el del novillito pesado de 25,684 pesos versus los 27,181 pesos del último mes de 2015.

Exportación

Sin mayores variaciones en los ofrecimientos operaron esta semana los frigoríficos exportadores. En el ámbito pampeana se ofrecían al cierre 46 pesos por novillos que en el gancho dieran hasta 150 kilos la media res; 45,50 pesos hasta 160 kilos y 45 pesos hasta 170 kilos “la media”. Sobre frigoríficos de Buenos Aires, San Luís y Santa Fé los precios iban desde los 45,50/46 pesos con pagos de 7 a 15 días y entre 46,50 y 47 pesos con pagos a 21 y 30 días. Por vacas con certificación para la Unión Europea continuaron ofreciéndose 37 pesos y por las destinadas a “terceros países” 33 pesos, en ambos casos con 30 días de plazo para el pago.