Análisis Ganadero Semanal

Por Hermes R. Torra (del 18 al 22 de Julio de 2016)

Invernada
De a poco crece el interés
A medida que transcurre el tiempo y con ofrecimientos que son muy normales para la época, va creciendo el interés de la demanda y comienzan a modificarse positivamente los valores. Así transcurrieron los negocios de la semana con haciendas de invernada en nuestra provincia aunque haya que agregarle también a los mejores valores el incentivo que le impusieron la calidad de las haciendas y plazos para el pago que superaron la media de los 30 días. En Liniers cayeron los ingresos y la plaza solo se mantuvo sostenida. La exportación no mostró mayores cambios.

En un nuevo período de comercialización de haciendas de invernada, los mayores plazos para el pago y la calidad de lo ofrecido incentivaron el interés de la demanda en la generalidad de las categorías y clasificaciones. De tal forma la venta fue se realizó con fluidez en virtud de los inmediatos ofrecimientos por parte de la demanda, favorecidos por plazos de pago superiores a la media de los 30 días. El interés estuvo cifrado tanto en lo liviano como en el pesado dependiendo todo de la composición de la parte demandante. Así mientras en algunos remates la solicitud se hizo más evidente en las haciendas de mayor peso en otras, algunos productores con recría, se inclinaron por las más livianas. En las primeras buena parte de lo ofertado fue adquirido por establecimientos dedicados al engorde a coral y dentro de éstos la mayoría localizados en el oeste bonaerense o sur de la provincia de Córdoba. Por su parte en lo mediano y liviano actuaron productores tradicionales de nuestra provincia y del centro oeste bonaerense. En general y sobre la totalidad de lo oferta, un 75 por ciento de las haciendas puestas a la venta se colocaron en manos de productores y “feedloteros” de Buenos Aires y Córdoba. Por otra parte y en la composición de la oferta los machos se referenciaron en relación de 3 a 1,5 respecto a las hembras lo que es un claro indicativo de la retención que por estos tiempos efectúan nuestros criadores a fin de ir recuperando stocks tras los muchos años de sequía y descapitalización que sufrieron. Por esta circunstancia, de menor cantidad de hembras, se notó una flexibilización en las ofertas por parte de los engordadores a corral para adquirir los mejores conjuntos de terneras pesadas y vaquillonas livianas.

En Liniers

Una leve baja de 9 centavos en el promedio general de operaciones se registró esta semana en el mercado de Liniers respecto al anterior ciclo hebdomadario. Dicha baja fue consecuencia de un respeto mucho más estricto de los límites que la demanda se ha impuesto en cada una de las categorías y de la menor venta en vista de los períodos vacacionales de invierno. En esta oportunidad ingresaron al mercado 26.113 cabezas, 5.015 menos que la anterior con un aporte de 1.627 remitidas desde nuestra provincia. El índice sugerido para los arrendamientos rurales se ubicó en esta oportunidad en 28,806 pesos versus los 28,935 pesos anteriores. Por su parte el promedio semanal del novillo de 431 a 460 kilos fue de 29,777 pesos (anterior $ 29,967) y el del novillito pesado de 391 a 430 kilos de 30,471 pesos contra los 30,581 pesos anteriores.


Exportación y consumo

En algunos casos con mejoras de 0,50 pesos (la carne) y en otros manteniendo los precios anteriores, se realizaron los negocios con novillos de exportación. En nuestra provincia se concretaron operaciones a 52 pesos por novillos que en el gancho dieran hasta 150 kilos la media res; 51,50 pesos hasta 160 kilos y 51 pesos hasta 170 kilos “la media”. Otro de los frigoríficos ofrecían 52 pesos por novillos en pié hasta 520 kilos. En ambos casos los plazos para el pago fueron de 30 días. Por su parte frigoríficos de Buenos Aires, Santa Fé y Córdoba continuaron ofreciendo entre 52,00 y 53 pesos por novillos hasta 520 kilos con plazos de pago de 15 a 30 días puestos en planta. En el consumo y en nuestra provincia se ofrecieron por vaquillonas hasta 100 kilos la media res 55,50 pesos; hasta 105 kilos 54 pesos; hasta 110 kilos 53 pesos y hasta 120 kilos “la media” 51 pesos. En tanto por novillitos y novillos ofrecían 55,00 hasta 120 kilos la media res; 52,50 pesos hasta 130 kilos; 50,50 pesos hasta 140 kilos y 48,50 pesos hasta 150 kilos “la media”.