Análisis Ganadero Semanal

(del 21 al 24 de Septiembre de 2015)
Por Hermes R. Torra

La invernada sin límites
La incertidumbre sobre el futuro para el sector por las políticas que pudiera aplicar el nuevo gobierno volvieron a pesar en las decisiones de la demanda por sobre cualquier relación entre el precio de la invernada y cualquier otra condición.

Puede decirse y es cierto que la oferta es poca por cuestiones estacionales, que las últimas lluvias coadyuvaron para generar otro ánimo en los compradores pero solo un alto grado de desconfianza hace que se paguen los actuales valores por las haciendas de reposición. Reponer por lo menos lo que se vende y no interrumpir los procesos productivos por más que los márgenes de rentabilidad se reduzcan al mínimo, pasó a ser la consigna de los invernadores. Resulta imposible hablar de relaciones respecto al precio del gordo, que en los mejores momentos para el criador estuvo en un 25 por ciento por arriba respecto al valor del novillo. Hoy con un novillo de 19 pesos la relación queda muy lejos y aunque algunos relacionan el precio de la invernada con un novillito gordo de 22 pesos también la ecuación no cierra. Por el otro lado y para el criador estos precios validan las decisiones de recomposición de atocks aunque pocos la pueden aprovechar ahora cuando ya queda poco por salir pero si hacia el futuro puede marcar un panorama favorable, más si alguien se decide a aplicar las políticas que el campo en su conjunto necesita.

En Liniers

Las lluvias determinaron nuevamente bajos ingresos en el mercado de Liniers permitiendo sostener el precio de la hacienda en el centro concentrador. Esta semana solo ingresaron 21.886 cabezas versus las 26.891 anteriores con un aporte de 1.386 vacunos remitidos desde nuestra provincia. El índice sugerido para arrendamientos rurales fue fijado en 18,002 pesos contra los 18,379 pesos anteriores. Por su parte el promedio del novillo liviano de 431 a 460 kilos fue de 19,137 pesos (anterior $19,235) y el del novillito de 391 a 430 kilos de 20,266 pesos versus los 19,594 pesos anteriores.

Exportación y consumo

Todo siguió igual en la exportación al reiterar los frigoríficos los anteriores ofrecimientos. En nuestra provincia las empresas frigoríficas ofrecieron entre 33,50 y 34 pesos por novillos de hasta 150 kilos la media res; 33,00/33,50 hasta 160 kilos y 32,50/33,00 pesos hasta 170 kilos “la media”. Sobre Buenos Aires se ofrecieron entre 34,00 y 34,50 pesos por novillos de hasta 500/510 kilos con pago a 15 y 30 días respectivamente. En algunos casos y por lotes de calidad y rendimientos asegurados alguna empresa llegó a ofrecer 35 pesos con pago a 30 días. En tanto por vacas con certificado para exportar, también sobre frigoríficos de Buenos Aires, los ofrecimientos se situaban entre 30,00 y 30,50 pesos con pago a 30 días. En el consumo y por parte de empresas pampeanas se ofrecían por novillitos y novillos 34 pesos hasta 110 kilos la media res; 33,50 hasta 120 kilos; 32,50 hasta 130 kilos y 31,50 hasta 140 kilos “la media”. Por vaquillonas los precios fueron – en el mejor de los casos - de 36,50 pesos por animales que en el gancho dieran hasta 90 kilos la media res; 36,00 pesos hasta 95 kilos; 34 pesos hasta 100 kilos y 31 pesos hasta 110 kilo la media. Por vacas de consumo frigoríficos pampeanos ofrecieron esta semana 27 pesos con pago a 30 días.

En Realicó

Valores considerados como satisfactorios se obtuvieron en el remate de reproductores realizado en el marco de la exposición Rural que organizó la Asociación Rural y de Fomento Realicó.

El valor máximo de las ventas fue 50.000 pesos y lo obtuvieron el mejor toro Angus puro de pedigree de la muestra expuesto por “Santa Lucía” de Eduardo Scarpello y un integrante del gran campeón en lotes presentado por “Chañar Chico”de Teso S.A. En los Angus puros controlados el mejor valor fue de 35.000 pesos y lo logró un toro del lote campeón diente de leche presentado por “Don Jacobo” de Cesar Gareis.

La subasta a cargo de la firma Néstor Hugo Fuentes S.A. encontró una demanda interesada aunque acotada en sus ofrecimientos. Esa situación hizo necesaria una flexibilización de las bases impuestas por los cabañeros para darle al martillero – el propio Néstor Fuentes- la posibilidad de una más ágil resolución en la venta de cada uno de los reproductores. Así y bajo dichas circunstancias, la venta comenzó a generarse con una mejor competitividad para finalmente obtener valores que ambas partes consideraron satisfactorios. En Ovinos los borregos Pampinta se comercializaron entre 3.000 y 3.500 pesos y los Corriedale entre 3.200 y 3.500 pesos. Por su parte los machos Hampshire Down se vendieron en 3.500 pesos. En Porcinos los padrillos jóvenes se vendieron entre 3.300 y 3.500 pesos y cachorras para servicio en 2.200 pesos

En Eduardo Castex

La calidad y buen estado de preparación de los reproductores presentados, tanto Polled Hereford como Hereford y Aberdeen Angus por parte de la cabaña Villa María de Macagno y una demanda interesada en cada una de las categorías, generó una subasta caracterizada por la agilidad en la colocación y la firmeza en los valores. En los Polled Hereford, lugar donde la tradicional cabaña marca rumbos, se obtuvo el precio máximo de 90.000 pesos por un toro puro de pedigree y 89.000 pesos por un s/ (puro registrado de calidad superior), lo que marca un record a nivel nacional para dicha categoría. La subasta estuvo a cargo de la firma Brandemann Consignataria SRL bajo el martillo de Victor Sisinni.


VER RESULTADO DE REMATES>>