Análisis Ganadero Semanal

Por Hermes R. Torra (del 27 de Noviembre al 1 de Diciembre de 2017)

Buenos negocios ganaderos
La operatoria en los distintos sectores ganaderos volvió a realizarse con buenos valores. En invernada la firmeza habitual, que es común por ésta época del año, se reflejó nuevamente con un mercado demandado y competitivo. Por su parte las operaciones en Liniers se resumieron en un trámite sostenido considerándose a sus precios como buenos aunque la relación gordo invernada sigue favoreciendo a ésta última. En la exportación y en el ámbito regional la demanda no logra satisfacer plenamente sus necesidades de faena con lo que debió sostener y/o aumentar levemente sus valores de referencia para hacerse de los lotes buscados. Así el panorama resultó nuevamente favorable para una ganadería que de a poco va recuperándose en cantidad y productividad merced a políticas que hoy tienen una mayor definición respecto a años anteriores.



El panorama para la negociación ganadera continúa siendo positivo en base al firme interés de la demanda que sigue apostando a buenos negocios hacia el futuro en vista también de perspectivas de una buena colocación externa. Las últimas noticias sobre el crecimiento de las exportaciones en general, la posibilidad de cumplir este año con el cupo de cuota Hilton, el progresivo afianzamiento de negocios con la cuota 481 para la Unión Europea y un mercado que va ampliándose cualitativa y cuantitativamente, le dan cierto grado de certeza a los negocios que hoy se realizan competitivamente. Así la reposición y en un momento de menor oferta estacional, más allá de la salida de muchos lotes de recría en vista del buen estado de los campos, presiona positivamente para darle firmeza y diferencias notables a la relación gordo/invernada. En tal sentido la realización de los lotes de invernada en cada una de las subastas del período dejó precios firmes y parejos si se comparan en base a calidad y plazos para el pago. En esta semana pocos serán los remates por lo que la negociación estará asegurada en base a una mayor concentración de la demanda.

En Liniers

Con ofrecimientos nuevamente moderados la plaza capitalina mostró una operatoria de carácter sostenido donde el mejor interés se volcó sobre lotes especiales del consumo definido y donde las vacas cayeron 1 peso por kilogramo en pié después de mucho tiempo con precios estabilizados. La entrada semanal fue de 27.040 animales versus los 25.109 anteriores con un aporte de solo 996 cabezas remitidas desde nuestra provincia. El índice sugerido para los arrendamientos rurales fue fijado en 30,833 pesos con una baja de casi un peso respecto a los 31,818 pesos anteriores, producto de menores cotizaciones en los novillos más pesados. Por su parte el promedio del novillo liviano de 431 a 460 kilos se ubicó en 32,674 pesos (anterior $ 32,869) y el del novillito pesado de 391 a 430 kilos en 33,901 versus los 33,826 pesos del ciclo hebdomadario anterior. Por su parte los promedios de noviembre mostraron la estabilidad de la plaza en los últimos 5 meses al registrar guarismos similares a los de Julio pasado. El índice de arrendamientos de Noviembre fue de 31,271 pesos (Octubre $ 31,355). El promedio del novillo de 431 a 460 kilos se situó en 33,031 pesos (Octubre $ 32,862) y el del novillito de 391 a 430 kilos en 33,605 pesos contra los 33,64 de Octubre.

Exportación

La demanda de novillos de exportación continuó siendo sostenida e inclusive algunos frigoríficos levantaron sus cotizaciones en 0,50 pesos “al rinde”. De tal forma y en nuestra provincia uno de los frigoríficos ofrecía al cierre de los negocios 62/62,50 pesos por novillos que en el gancho dieran hasta 150 kilos la media res; 61,50/62 pesos hasta 160 kilos y 61/61,50 pesos hasta 170 kilos “la media” con pago a 30 días. Otra de las empresas frigoríficas pampeanas llegó a ofrecer 62,50 pesos por novillos de hasta 155 kilos la media res y 62 pesos hasta 180 kilos “la media” con pago a 28 días. Por su parte empresas de Buenos Aires ofrecieron en el curso de la semana entre 62,50 y 63,50 pesos por novillos de hasta 150 kilos la media res con pagos que fueron desde los 7 a los 30 días. Por vacas con certificado para exportar empresas bonaerenses ofrecían entre 51 y 53 pesos con pagos a 25 y 30 días.