Análisis Ganadero Semanal

(del 9 al 13 de Noviembre de 2015)
Por Hermes R. Torra

Firmeza inalterable
Los bajos ofrecimientos en cada uno de los sectores ganaderos siguen dándole una firmeza inalterable a las respectivas comercializaciones: De tal forma semana tras semana los mercados se afirman en límites firmes dándole solidez a las haciendas de consumo, exportación y de reposición. En ésta última volvieron a darse algunos precios de relevancia, tanto en machos como en hembras.

Los precios en cada uno de los sectores ganaderos continúan consolidándose en la medida que en cada uno de ellos los ofrecimientos aparecen como reducidos y no logran satisfacer plenamente a una demanda que consecuentemente se manifiesta ávida y competitiva. Si de invernada se trata la característica principal del período fue la imposición de muchos invernadores de salir a reponer inmediatamente ante ventas recientes tratando de asegurar, por lo menos, el número de animales que habían enajenado de sus establecimientos. De esta forma poco importó a algunos pagar altos valores a sabiendas de que los márgenes de rentabilidad hacia el futuro serán reducidos. De la misma forma y por estos tiempos entran a jugar decisiones impositivas que influyen en uno y otro sector de la comercialización. Por un lado los que tienen que comprar y por el otro aquellos que por el tema de ganancias no quieren comercializar haciendas hasta después de fin de año. Por el otro lado y en todos los comentarios sigue estando el tema de la devaluación, más o menos o progresiva según opinan, lo que también aporta su granito de arena para favorecer el desarrollo de los firmes negocios. Para esta semana (16 al 20/11) se anuncian subastas en General Acha y Victorica (dos) con oferta que en los anuncios previos rondarán las 3.300 cabezas, lo que sin dudas resultará muy moderado en vista de las solicitudes de la demanda. Luego vendrá el balotaje y quizás comiencen a develarse algunas de las políticas para el sector teniendo en cuenta el poco tiempo que habrá por delante hasta la asunción del nuevo gobierno. El sector agropecuario ha marcado con claridad los rumbos que deberían tener las políticas para el sector así que habrá que ver si quien gana esta segunda vuelta presidencial logra satisfacerlas y en que medida. Para eso solo faltan unos días.

En Liniers
Los moderados envíos al mercado de Liniers y la poca oferta de hacienda en forma directa, volvieron a potenciar los precios lográndose precios records en varias categorías. Esta semana ingresaron al centro concentrador 27.768 cabezas versus las 31.962 del ciclo hebdomadario anterior con un aporte de solo 1.560 animales remitidos desde nuestra provincia. Por segunda vez en 15 días el índice sugerido para los arrendamientos rurales se ubicó sobre los 20 pesos, siendo en esta oportunidad de 20,739 pesos contra los 19,919 pesos de la primera semana de este mes. Por su parte el promedio del novillo liviano de 431 a 460 kilos se ubicó en 21,243 pesos (anterior $ 21,412) y el del novillito pesado de 391 a 430 kilos en 22,462 pesos versus los 21,854 pesos de la semana anterior.

Exportación y Consumo

Nuevamente la falta de novillos de exportación se hizo sentir en el mercado y en consecuencia los frigoríficos volvieron a mejorar las cotizaciones tratando de incentivar la salida, aunque la realidad indica que en dicha categoría la disponibilidad es muy poca. En el ámbito pampeano se ofrecían por novillos de hasta 150 kilos la media res $ 38,50; hasta 160 kilos $ 38 y hasta 170 kilos “la media” 37,50 pesos. Sobre frigoríficos de Buenos Aires las ofertas iban desde 38 a 38,70 pesos en todos los casos por animales de hasta 500/510 kilos en pié. La variabilidad de los precios se daba por los distintos plazos para el pago, yendo desde los 3 a los 30/35 días. Igualmente algunas empresas llegaron a ofrecer 40 pesos por novillos de hasta 480 kilos con plazo de 30 días.
Por vacas con certificado para exportar se pagó en la semana 33 pesos, sobre Buenos Aires. En el consumo, los negocios tuvieron mucho que ver con la necesidad y la urgencia de los “consumeros” que según trascendió habrían pagado por haciendas livianas entre 38 y 40 pesos “la carne”.