Análisis Ganadero Semanal

(del 15 al 19 de Febrero de 2016)
Por Hermes R. Torra                              
Invernada con subas
Demanda más numerosa y competitiva
Las ventas de la semana de haciendas de reposición se realizaron con mejores valores que un período atrás. Una demanda más amplia y competitiva fue el motivo principal de los mejores resultados. Distintas circunstancias coadyuvaron para que así sucediera. En Liniers no hubo mayores variantes mientras que en la exportación hubo mejores precios tanto para novillos como para vacas “con certificado”.

El mejor interés de la demanda por las haciendas de reposición mejoró los valores del período anterior, dejando un buen panorama para el presente ciclo hebdomadario. La calidad de las haciendas, un mayor número de compradores, la excelente disponibilidad de “pasto” en la generalidad del territorio pampeano y consecuentemente la necesidad que muchos se imponen para aprovecharlo, fueron factores que coadyuvaron para el logro de una fluida colocación de cada una de las categorías y clasificaciones. Por otro lado la circunstancia de que el próximo 29 de Febrero se inicia una nueva campaña de vacunación contra la aftosa (de totales en esta ocasión) y brucelosis (en terneras de 3 a 8 meses), limitando la oferta por unos 15 días en el mejor de los casos, se constituyó en otro factor de incentivo para la pronta reposición. Igualmente la oferta de la semana fue de unas 8.000 cabezas, una cantidad interesante producto de algunas necesidades financieras y/o previendo algunas dificultades para poder vacunar inmediatamente iniciado el período de vacunación, lo que demoraría la posibilidad de hacerse de los fondos necesarios para asumir compromisos inmediatos de financiación de la actividad productiva, fiscales o de arrendamientos, entre otros. Y finalmente y a pesar de todos estos factores que pudieron incidir en la comercialización, nadie esperaba una mejora en los valores ante un período anterior que había sido más equilibrado en la relación gordo-invernada. Por eso y quizás tratando de aprovechar dicho equilibrio fue que muchos decidieron salir a comprar y en el libre juego de oferta y demanda presionaron sobre la oferta y mejoraron los precios en cada una de las categorías y clasificaciones.

En Liniers

Aún con entrada reducida los precios no reaccionaron en lo que aparece como un acuerdo implícito para mantener los mismos en determinados niveles y de esa forma y con un menor consumo por delante, tratar de que la diferencia entre los valores del mercado y los de la góndola no se distancien más. Los ingresos del período fueron de 23.749 cabezas (anterior 17.408) con un aporte de 1.496 animales remitidos desde nuestra provincia. El índice semanal sugerido para los arrendamientos rurales fue fijado en 24,452 pesos versus los 24,437 pesos anteriores. Por su parte el promedio del novillo liviano de 431 a 460 kilos se ubicó en 25,345 pesos (anterior $ 25,789) y el del novillito pesado de 391 a 430 kilos en 25,838 pesos contra los 26,817 pesos de la semana pasada.

Exportación y consumo

Una mayor puja entre las empresas exportadoras por hacerse de la mercadería para cubrir compromisos inmediatos determinó subas, tanto en el novillo como en las vacas “con certificado”. De esta forma en el ámbito pampeano y por novillos que en el gancho dieran hasta 150 kilos la media res se ofrecieron sobre el fin de semana 47,50 pesos; hasta 160 kilos 47 pesos y hasta 170 kilos “la media”, 46,50 pesos. Sobre frigoríficos de Buenos Aires, Santa Fé y San Luis, la semana cerró con ofrecimientos que fueron desde los 48 pesos con pago 21 días hasta los 49 pesos con 30 días, siempre por novillos de hasta 510/ 520 kilos, en una plaza más solícita que la del período anterior. Inclusive algunos operadores del sector especulaban con precios de hasta 50 pesos “la carne” para la semana que se inicia en virtud de que las empresas lograban, con la mejora del dólar de esta semana, algún margen mas razonable de rentabilidad. Por su parte desde el sector de los frigoríficos señalaron que dichos valores ya resultan inviables si se quiere tener cierto margen de rentabilidad. En las vacas con documentación para envíos a la Unión Europea el precio se manifestó – en promedio – un peso por arriba de los anteriores situándose entonces entre 38 y 39 pesos. Acá influye – sin dudas – la menor oferta que se registra en este momento en dicha categoría.