Análisis Ganadero Semanal

(del 28 de Septiembre al 2 de Octubre de 2015)
Por Hermes R. Torra

Continúan los buenos valores

Bajo condiciones de escasa oferta estacional, buenos valores para las haciendas de consumo y exportación y un panorama climático favorable, la comercialización de haciendas de reposición continuó generando precios muy firmes y alejados de cualquier lógica en la relación gordo-invernada. Coadyuva también para que esto suceda y así lo manifiestan los propios operadores del sector, la incertidumbre que genera el cambio de gobierno por la falta de definiciones claras para el sector ganadero en particular, de parte de la totalidad de los candidatos presidenciales para las elecciones del próximo 25 de Octubre. Así el panorama no deparará cambios de significación para los próximos períodos, estimaron la mayoría de los consignatarios que operan en nuestra y otras provincias. Si bien y en primera instancia la suba en los precios se dio en la categoría de machos, esta situación se hizo ahora extensiva a la de hembras con la alternativa de que a pesar de la incertidumbre que manifiestan los productores por cambios que podían producirse con el próximo gobierno, todos alientan una recuperación del stocks y así privilegian la compra de haciendas para futuras madres. Lo que sí y resultará de urgente definición, aunque no de resolución inmediata por cambios que se deberán aplicar en los procesos productivos y el respeto por los ciclos biológicos de la hacienda, es el trema de la exportación. No son pocos los industriales que se quejan de la falta de novillos para exportación y por las dificultades que tienen para conseguir los respectivos lotes para cumplir con compromisos contraídos. Pero mientras resulte más redituable hacer un novillito y no un novillo pesado, la situación continuará siendo difícil para los exportadores. Nadie va a cambiar de un día para otro con los procesos de engorde y para que ello suceda es que debe hacer políticas que incentiven el mayor peso por animal.

En Liniers

Con plaza sostenida operó esta semana el mercado de Liniers aunque sobre el cierre del período hubo algunas bajas producto de la menor calidad de lo ofertado. La entrada de la semana fue de 27.164 cabezas versus las 26.891 anteriores. El aporte de haciendas pampeanas fue de 1.822 animales (anterior1.386). El índice sugerido para los arrendamientos rurales fue establecido esta semana en 18,048 pesos con una leve corrección positiva respecto a los 18,002 pesos anteriores. Por su parte el promedio semanal del novillo liviano de 431 a 460 kilos fue de 18,931 pesos (anterior $ 19,137) y el del novillito pesado de 391 a 430 kilos de 19,133 pesos (anterior $ 20,266). Para el mes de Septiembre el índice de arrendamiento fue fijado en 18,351 pesos, mientras que los promedios del novillo liviano y del novillito pesado quedaron establecidos en 19,162 y 19,775 pesos, respectivamente.

Exportación y consumo

La falta de novillos de exportación hizo a una mejora de las cotizaciones para dicha categoría por parte de empresas pampeanas y extra pampeanas. De tal forma y en nuestra provincia se ofrecían por novillos de hasta 150 kilos la media res 35 pesos; hasta 160 kilos 34,50 pesos y hasta 170 kilos 34 pesos. Por su parte empresas frigoríficas de Buenos Aires pagaban por novillos de hasta 500/510 kilos 36 pesos con 30 días de plazo; 35,50 pesos con 15 y 21 días y 35 pesos con pago 7 días. Igualmente sobre el cierre del período circularon versiones sobre ofrecimientos de hasta 36,50 pesos, aunque nada se confirmó oficialmente. En el consumo las ofertas de precios de empresas pampeanas variaron puntualmente de acuerdo al grado de necesidad de faena que tenían. Por novillitos se ofrecieron 35 pesos por animales que en el gancho dieran hasta 115 kilos la media res y 34 pesos hasta 125 kilos, mientras que por vaquillonas livianas hubo compras hasta 37,00/37,50 pesos por animales que dieran hasta 100 kilos “la media”.