Análisis Ganadero Semanal

Por Hermes R. Torra (del 7 al 11 de Agosto de 2017)

Continúan subiendo los valores
Los precios de las haciendas de invernada continuaron creciendo en el último período en virtud del sostenido interés de los integrantes de la demanda. Tanto productores tradicionales como feedloteros volvieron a ser muy competitivos generando firmeza en todos los valores. Inclusive en la categoría de haciendas para cría y más allá de plazos importantes, lo más positivo fue que aparecieron los compradores y también lo hicieron con decisión. En el libre juego de oferta y demanda, la primera con un descenso por cuestiones estacionales y cierta retención, presiona sobre una demanda que ante recientes ventas sale a reponer tratando fundamentalmente de hacerse de los lotes de su preferencia más allá que tenga que pagar precios que hasta ahora en este año no se habían dado.


La necesidad inmediata de reposición que se imponen invernadores tradicionales y feedloteros ante ventas recientes, volvió a darle a la comercialización una mayor competitividad y mejores valores que los obtenidos con anterioridad. Si bien la demanda no fue tan amplia en lo numérico, si lo fue en el interés que mostró por machos y hembras en sus distintas clasificaciones. En las vacas y con ayuda de mayores plazos la colocación dio muestras de que hay interés aunque aún falte un poco de decisión en vista de un negocio más prolongado en el tiempo. Por otro lado y más allá de los mayores o menores plazos para el pago, la calidad de lo expuesto fue indudablemente convalidada por el interés de los compradores. Las subas hoy registradas habían comenzado un mes atrás y progresivamente fueron afirmándose con el correr de los días ante una oferta que comenzó a caer por cuestiones estacionales y también por cierta retención que nadie sabe cuando podrá ir saliendo. El buen estado de los campos de cría permite al criador esa retención que para la generalidad de los operadores irá saliendo en la medida de sus necesidades financieras en los respectivos procesos productivos. La oferta de la presente semana no será importante numéricamente pero si en la calidad según puede apreciarse en las consignaciones que anuncian cada una de las firmas ferieras. El interés seguramente continuará vigente, solo resta esperar la ratificación de los actuales precios que alienten a los criadores a continuar en la senda de la mejor productividad de sus rodeos.

En Liniers

Con ingresos moderados el mercado operó en forma sostenida para la generalidad de lo ofrecido con la particularidad del firme interés por todas las categorías de vacas. En el cierre hubo algunas mejoras que permitieron morigerar las bajas de los dos primeros del período. La entrada de la semana fue de 24.834 cabezas versus las 21.788 anteriores. El aporte de haciendas pampeanas fue de 1.743 vacunos contra los 2.045 del ciclo hebdomadario anterior. El índice sugerido para los arrendamientos rurales se situó en 31,820 pesos con una baja de 27,9 centavos respecto al anotado en la primera semana de Agosto. Por su parte el promedio del novillo liviano de 431 a 460 kilos fue de 33,058 pesos (anterior $ 33,40) y el del novillito pesado de 391 a 430 kilos de 33,804 pesos versus los 34,245 pesos del período anterior.