Análisis Ganadero Semanal

Por Hermes R. Torra (del 13 al 17 de Noviembre de 2017)

Invernada
Reanudación con firmeza
Tras un impasse en la comercialización impuesto por las lluvias, la reanudación de la misma y en cuanto a haciendas de invernada se refiere, retomó el trámite de firmeza. Una demanda nuevamente solícita absorbió sin dificultades los mayores ofrecimientos. Con mayoría de haciendas de recría, tanto feedloteros como invernadores tradicionales operaron en las categorías de su preferencia con suma competitividad ratificando los buenos valores de 15 días atrás. En el mercado de Liniers se operó sin mayores variantes en una plaza que prácticamente esta estabilizada en los últimos 4 meses. La exportación por su parte sigue solicitando novillos y en precios también similares a los del período anterior. 

Tras la inactividad del período anterior por la suspensión de remates por las lluvias, la demanda volvió a actuar con firmeza en cada una de las categorías retomando sin mayores variaciones los precios que venían rigiendo. Las diferencias en los valores que pudieron apreciarse en las distintas subastas y en cada una de las categorías tuvieron que ver principalmente con la calidad, cantidad y los plazos para el pago. En tal sentido y a igualdad de condiciones los valores fueron muy parejos en todas las subastas. Mientras tanto la venta de los animales de mayor peso continuó casi con exclusividad para con los representantes del engorde a corral. Así y como resulta casi habitual fueron los invernadores tradicionales y en menor medida los feedloteros los que le dieron la mayor competitividad a las haciendas más livianas partiendo desde los novillitos, terneros y terneras. Todo fue demandado y en ésta época del año las vacas ven subir el interés y sus precios no solo por oportunidades que les da el valor del gordo sino por cuestiones impositivas que juegan su papel importante por desgravaciones impositivas. Así no solo las vacías ratificaron los buenos valores sino que pudo apreciarse un mejor interés por las destinadas a la cría, tanto preñadas como con crías.

En Liniers

En el mercado de Liniers nada cambia y todo se sostiene con valores que muestran una estabilidad de la plaza que ya va más allá de la importancia numérica de los ingresos. Los topes los establece el consumo de acuerdo a la demanda diaria que puede verificarse en las góndolas de carnicerías y supermercados. La entrada de la semana fue de 25.567 vacunos, 3.567 más que la primera semana del mes. El aporte de haciendas pampeanas fue de 1.287 cabezas, muy similar a las 1.215 del ciclo hebdomadario anterior. El índice sugerido para los arrendamientos rurales si situó en 31,152 pesos versus los 31,448 anteriores de período pasado. Por su parte el promedio del novillo liviano de 431 a 460 kilos fue de 33,176 pesos con una suba de 23 centavos respecto al ciclo pasado ($32,942) y el del novillito pesado de 431 a 460 kilos de 33,60 pesos versus los 33,558 pesos anteriores.

Exportación

La demanda exportadora continuó operando con solidez manteniéndose activa tanto por novillos como por vacas. Los valores por los novillos no han diferido mayormente en los últimos 40 días, oscilando siempre entre los 61 y 63 pesos por animales que en el gancho den hasta 150 kilos la media res, con plazos para el pago de 7 a 30/35 días. En nuestra provincia esta semana se pagó por novillos de hasta 150 kilos la media res 61,50 pesos; 61 pesos hasta 160 kilos y 60,50 pesos hasta 170 kilos “la media”, con 30 días de plazo. Por su parte frigoríficos de Buenos Aires ofrecían entre 62,00 y 62,50 pesos (hasta 150/160 kilos la media res), con plazos de 7 a 25 días llegando a los 63 pesos con 30 días. Por su parte por vacas con certificado para exportar se ofrecieron en nuestra provincia 49,50/51,50 pesos con pago a 30 días y sobre empresas de Buenos Aires 52 a 53 pesos con plazos de 20 a 30 días.