Análisis Ganadero Semanal

Por Hermes R. Torra (del 5 al 9 de Junio de 2017)

Invernada y vientres con interés
Los precios obtenidos por las haciendas de invernada se mantuvieron en niveles similares al período anterior. Las correspondientes a cría lograron atraer el interés de los compradores y tuvieron una buena colocación. Calidad y buen plazo fueron importantes a la hora de la colocación de vaquillonas con preñez garantizada. Por su parte el mercado de Liniers trabajó con selectividad y algunas bajas, inclusive en el consumo definido siempre más buscado por los adquirentes. En los novillos de exportación se mantuvieron las cotizaciones anteriores.

En un período donde la oferta fue diversificada en sus distintas categorías, la venta de las mismas pudo considerarse como satisfactoria en cada una de ellas. Comenzando la semana operativa en Macachín (Atreucó Coop.), ofrecimientos de haciendas gordas de buena terminación obtuvieron una buena colocación en base al interés que expusieron frigoríficos regionales. Lo mismo sucedió en los conjuntos de invernada donde productores de la zona y del oeste bonaerense fueron competitivos al realizar sus ofertas, principalmente por la calidad de los mismos. Por su parte en Miguel Cané (Cereales Quemú S.A.), una oferta tanto de gordo como de invernada y cría, logró concentrar a una buena cantidad de productores interesados en cada una de ellas. En particular la concentración de más de 750 vientres y dentro de estos un conjunto de 540 vaquillonas preñadas, de calidad y con buen estado de preparación, fue motivo suficiente para atraer a compradores de distintos puntos de La Pampa, Buenos Aires y sur de Córdoba. En virtud de lo expuesto y con el acompañamiento de un plazo de 150 días, la demanda fue competitiva obteniéndose muy buenos valores marcando hoy una tendencia para el mercado regional en cuanto a valores se refiere. Finalmente, la continuidad en la salida de la producción de la presente zafra tuvo su último remate especial del año en Bernasconi (N.H. Fuentes S.A.) con el correspondiente al del sur pampeano. Años de trabajo para obtener la mejor mestización de la producción quedaron plasmados en los corrales con una oferta no solo importante en cantidad sino fundamentalmente en calidad. La demanda también aquí, con un aporte importante de compradores foráneos, se manifestó con interés para darle a la subasta agilidad y buenos valores.

En Liniers

El crecimiento de la oferta y una demanda que apareció como suficientemente abastecida, fueron artífices de una comercialización menos competitiva y con bajas respecto a una semana atrás. Solo el consumo definido se vendió con un poco más de interés aunque también operó con bajas. La entrada del período fue de 28.090 cabezas, 1.932 más que en el anterior, con un aporte de 1.588 animales (anterior 1.093) remitidos desde nuestra provincia. El índice semanal sugerido para los arrendamientos rurales se ubicó en 29,754 pesos versus los 31,115 pesos del ciclo hebdomadario anterior. Por su parte el promedio del novillo liviano de 431 a 460 kilos fue de 31,270 pesos con una baja de 1,664 pesos respecto a la anterior medición de 32,934 pesos. Finalmente la media semanal del novillito pesado de 391 a 430 kilos fue de 32,722 pesos, con una pérdida de 0,653 pesos respecto a los 33,375 pesos anteriores.

Exportación

En el transcurso de la última semana no se modificaron los precios que ofrecieron los frigoríficos por el novillo de exportación. En nuestra provincia una de las empresas frigoríficas continuó ofreciendo 54,50 pesos hasta 150 kilos la media res; 54 pesos hasta 160 kilos; 53,50 hasta 170 kilos y 48 pesos para novillos muy pesados que dieran entre 180 y 200 kilos “la media”, siempre con plazo de 30 días. Otro de los exportadores pagaba 53,50 pesos por novillos que en promedio dieran hasta 550 kilos en pié y 53 pesos con más de 550 kilos, en ambos casos con 28 días de plazo. 

Consumo

Tal cuál sucedió en la exportación, el consumo mantuvo también sus ofrecimientos anteriores.
Frigoríficos pampeanos ofrecieron por novillitos y novillos 56 pesos hasta 110 kilos la media res; 55 pesos hasta 120 kilos; 54 pesos hasta 130 kilos; 52 pesos hasta 140 kilos y 50 pesos hasta 150 kilos “la media”, con pago a 28 días. Por vaquillonas los valores eran de 56 pesos hasta 90 kilos la media res; 55 pesos hasta 95 kilos; 54 pesos hasta 100 kilos; 53 pesos hasta 105 kilos; 52 pesos hasta 120 kilos y 49,50 hasta 120 kilos. Por vacas se pagaba 38,50 por las buenas, 34 pesos por regulares y 25 pesos por las calificadas como de manufactura.