Análisis Ganadero Semanal

Por Hermes R. Torra (del 4 al 7 de Julio de 2016)

Se sostienen los valores de invernada
Con un solo remate físico y algunos negocios particulares los valores de las haciendas de invernada se sostuvieron, de acuerdo a calidad y estado, dentro de los mismos niveles del período anterior. Para esta semana se esperan comercializar alrededor de 7.000 cabezas. Liniers operó nuevamente con un escaso volumen de oferta lo que también permitió el sostenimiento del interés de la demanda.


Ante una oferta que en remates ferias que se materializó en una sola subasta realizada en Victorica, la demanda continuó operando con interés y si bien se mostró selectiva volvió a manifestarse con precios sostenido respecto al período anterior. En forma directa se concretaron algunos negocios con precios que no difirieron mayormente de los obtenidos en las subastas públicas de los últimos 15 días, que a tal fin fueron la referencia necesaria para los mismos. Por ahora y en base a una oferta que no resulta importante en nuestra provincia aunque en el marco de los compradores se va ampliando por los menores ofrecimientos de otras zonas del país, el mercado se muestra también expectante ante lo que pueda ocurrir en los próximos meses. Si es por el mercado de gordo, las ganancias obtenidas en los últimos seis meses no han hecho nada más que acompañar el proceso inflacionario lo que constituye un aliciente para la producción y lógicamente para una buena reposición. Por otra parte el escaso volumen de la oferta en el consumo obliga a la competitividad de la demanda y a sostener en buenos niveles dichos valores, lo que también coadyuva para estimar una mejor comercialización de la invernada en los próximos meses. En lo actual la salida de vacas sigue siendo importante tras los correspondientes tactos de época, la lógica salida anual respetando los respectivos procesos productivos y resguardando una buena alimentación de acuerdo al estado de los campos de cría. En tal sentido la comercialización privilegia calidad, tamaño y estado de los animales con precios que resultan lógicos de acuerdo a tales condiciones y resguardando – la demanda – márgenes ciertos de rentabilidad al concluir el negocio. En el resto de la oferta la venta fue convalidada principalmente por los invernadores tradicionales y muy aisladamente y en las categorías superiores en peso, por los representantes del engorde a corral. Para estos últimos los valores del ternero de invernada pasan a constituirse en una limitante y solo son adquirentes de haciendas más generales donde pueden acercarse a los precios que tienen como referencia. Para esta semana y en cuanto a oferta de haciendas de invernada se refiere, serían alrededor de 7.000 los animales que se podrían comercializar a través de las subastas anunciadas en Miguel Cané, Caleufú, Victorica y General Acha.

En Liniers

Con ofrecimientos limitados por circunstancias climáticas en una amplia zona productiva y por el feriado del día viernes, la plaza operó en forma sostenida con precios que, de acuerdo a calidad y grado de terminación, pudieron juzgarse parecidos a los anteriormente logrados, más allá de un decrecimiento de los promedios respecto a una semana atrás. La entrada de la semana fue de 18.645 vacunos, solo 33 menos que en la anterior. El aporte de haciendas pampeanas fue de 1.761 cabezas versus las 1.414 anteriores. El índice sugerido para los arrendamientos rurales se situó en 29,253 pesos contra los 30,042 pesos anteriores. Por su parte el promedio semanal del novillo liviano de 431 a 460 kilos fue de 30,456 pesos (anterior $ 30,627) y el del novillito pesado de 391 a 430 kilos de 31,057 pesos versus los 31,907 pesos del ciclo hebdomadario anterior. En tanto para el mes de Junio pasado el índice sugerido para los arrendamientos rurales fijado por el mercado de Liniers fue de 29,34 pesos; el promedio del novillo liviano de 30,322 pesos y el del novillito pesado de 31,080 pesos.

Exportación y consumo


Los valores del novillo de exportación se mantuvieron inalterables en la última semana de negocios. Más allá de la escasa disponibilidad de animales, la demanda no se muestra dispuesta a convalidar aumentos en cada una de las clasificaciones aún dentro de la competencia que le establece el consumo con los actuales precios del mismo. De tal forma en nuestra provincia continuaron rigiendo los 51,50 pesos por animales que en el gancho dieran hasta 150 kilos la media res; 51,00 pesos hasta 160 kilos y 49,50 pesos hasta 170 kilos “la media”. Por su parte por animales que dieran entre 180 y 200 kilos la media res el valor descendía a los 46 pesos. Sobre frigoríficos de Buenos Aires se ofrecían hasta 51,50, inclusive con pago a 7 y 15 días y solo algunos hablaron de 52 pesos con 30 y 35 días de plazo para el pago. Por vacas “con certificado” para enviar a los mercados externos, en nuestra provincia no se habrían concretado negocios. El valor para las mismas estaba estabilizado en los 43 pesos. En el consumo y en nuestra provincia se ofrecieron por vaquillonas hasta 100 kilos la media res y novillitos hasta 120 kilos “la media” 54 pesos con flete a cargo del vendedor.