Análisis Ganadero Semanal

Por Hermes R. Torra (del 18 al 22 de Febrero de 2019)

Estabilización de los mercados
Los distintos mercados ganaderos cerraron la semana en forma sostenida pero sin nuevas subas tal cual había sucedido desde mediados de Diciembre pasado. Hubo una leve baja en el mercado de Liniers lo que también se reflejó en el cierre del período con las haciendas correspondientes a la invernada a través de una demanda más selectiva. Se privilegiaron aquí y por parte de los feedloteros las haciendas de mayor peso mientras quedaban para los productores tradicionales el resto de los conjuntos. Hubo algunas mejoras para las vacas y principalmente para aquellas de muy buena condición, tanto con preñez garantizada como con crías que de a poco van acomodando sus valores en relación al resto de las categorías. Por su parte las tropas de novillos destinadas a la exportación continuaron manteniéndose dentro de la firmeza de los últimos tiempos.

La comercialización de haciendas vacunas en los distintos mercados se desarrollo esta semana con sostenimiento de los valores tras varios períodos en donde el interés de la demanda había hecho a subas en cada uno de ellos. Inclusive las haciendas de invernada que habían quedado relegadas en sus precios respecto al precio del gordo y que en los últimos 30 días iban reacomodando su relación con aquellos, tuvieron un cierre más acotado en sus valores. Ofrecimientos que en el ámbito regional – La Pampa y Buenos Aires principalmente - fueron importantes y una demanda que numéricamente no se amplió llevaron a una venta más favorable al invernador que al criador. Nuevamente las haciendas de mayor peso, tanto novillos como novillitos y vaquillonas, fueron demandadas principalmente por los establecimientos dedicados al engorde a corral, dejando para los invernadores tradicionales el resto de la invernada. En ésta comercialización más acotada muchos compradores esgrimieron la baja en el mercado de Liniers del día viernes, que en los promedios generales no distó mayormente de la anterior, para actuar con mayor selectividad haciendo nuevamente muy equitativa a la reposición. Por otra parte y para éste período se aguarda nuevas e importantes ofertas de haciendas de invernada en virtud de la “falta de campo” que esgrimen buena parte de los criadores de vastas zonas de nuestra provincia.

En Liniers

El cierre de la semana marcó en la operatoria general una demanda más selectiva y no dispuesta a convalidar los precios anteriores aunque lo cierto es que también faltaron los lotes especiales que sostenían los mejores precios. Igualmente los valores siguen catalogados como firmes y no difirieron mayormente en los promedios respecto a una semana atrás. Se cayeron los máximos de los conjuntos espéciales pero en el resto los precios fueron similares a los anotados en el ciclo hebdomadario anterior. La entrada de la semana fue de 23.021 animales (anterior 25.656) con un aporte de 1.515 cabezas remitidas desde nuestra provincia. El índice semanal sugerido para los arrendamientos rurales fue establecido en 63,554 pesos versus los 63,60 de la anterior. Por su parte el promedio del novillo liviano de 431 a 460 kilos fue de 64,572 pesos (anterior $ 65,356) y el del novillito pesado de 391 a 430 kilos de 67,964 pesos contra los 68,587 pesos anteriores.

Exportación

En el rubro exportación los escasos ofrecimientos de novillos continuaron presionando a la demanda para sostener los precios obtenidos con anterioridad. Así en nuestra provincia continuaron ofreciéndose entre 106 y 108 pesos por novillos de 150 a 170 kilos la media res con pago a 30 días. Por su parte empresas exportadores de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fé cotizaron el novillo hasta 500/520 kilos en pié o hasta 150/155 kilos la media res entre 110 y 115 pesos, de acuerdo a calidad y terminación. Algunas empresas ofrecieron 112 pesos con pago 15 días y 115 pesos con 21 días de plazo. Por vacas con certificado para exportar los valores fueron entre 90 y 92 pesos con pago a 21 y 30 días.