Análisis Ganadero Semanal

Por Hermes R. Torra (del 2 al 4 de Enero de 2019)

Mercados Ganaderos
Expectativas por lo que viene

Tras una semana de transición y en un corto período de negocios, principalmente en el mercado de Liniers, la expectativa está centrada ahora en lo que pueda suceder con las cotizaciones de los restantes sectores en los que se desenvuelve la negociación. La invernada había terminado Diciembre con precios sostenidos mientras subían los del consumo y había una leve baja en los ofrecimientos por los novillos de exportación. Por estas circunstancias y ahora en un ciclo completo de negocios se espera una normalización de todos los mercados dependiendo fundamentalmente de las necesidades de la demanda y de los ofrecimientos que en cada uno de ellos pueda registrarse.

Tras el sostenido cierre de los negocios de Diciembre con haciendas de invernada no solo en nuestra provincia sino también en el ámbito regional, la reanudación ahora de los mismos genera expectativas. No solo por el volumen de oferta que pueda registrarse tras algunas ventas postergadas por el tema del impuesto a las ganancias, sino también por la evolución que puedan mostrar los valores del consumo y una situación climática desfavorable en zonas de cría que no han recibido precipitaciones de significación que hagan llevadera ésta época del año. Respecto a éste último tema la preocupación se extiende pues hay lugares donde la falta de lluvias adecuadas ha impedido el llenado de los tajamares y en consecuencia los productores se ven obligados al acarreo de agua para sus animales con el costo que éste implica. Esta situación limita indudablemente la capacidad productiva e inclusive aleja cualquier posibilidad de retención de vientres tal cuál era la decisión de algunos criadores. Para el desarrollo de los negocios con invernada habrá que ver también que es lo que sucede con los precios del consumo, principalmente en el mercado de Liniers, tras la suba de los últimos 20 días. Al respecto la mayoría de los operadores opinan que cualquier reacomodamiento que se produzca ante la normalización de los envíos, algo dejará de ganancias respecto a los precios de principios de Diciembre del año concluido. Por ahora el ternero de 180 a 200 kilos cerró Diciembre con un promedio de 49,80 y los de 160 a 175 kilos en 51,20 pesos, en ambos casos en base a 30 días de plazo. Por su parte las terneras para engorde de 180 a 200 kilos cerraron el año pasado con una media de 45,20 pesos y las de 160 a 175 kilos en 46,80 pesos.


En Liniers

Otro periodo de negocios limitado a solo 3 días, conllevó a una baja oferta y a nuevas subas en la generalidad de las categorías y clasificaciones. De aquí en más y con algunas ventas postergadas habrá que ver que pasa con los envíos y cuál la respuesta de la demanda en una época donde históricamente el mercado se estabiliza por una caída en el consumo de la población. La entrada de la semana fue de 15.910 vacunos versus los 11.826 anotados con anterioridad. Las remesas de haciendas pampeanas fueron de 936 animales versus las 1.492 del ciclo hebdomadario anterior. El índice semanal sugerido para los arrendamientos rurales fue de 50,918 pesos (anterior $ 48,901). Por su parte el promedio del novillo liviano de 431 a 460 kilos se ubicó en 52,655 pesos (anterior $ 50,302) y el del novillito pesado en 53,510 pesos contra los 51,913 pesos anteriores. Recordamos que en Diciembre el índice de arrendamiento fue de 44,275 pesos (Noviembre $ 43,323); el promedio del novillo liviano de 46,231 pesos (Noviembre $ 44,204) y el del novillito pesado de 47,124 pesos versus los 44,548 pesos del mes anterior.

Exportación

Con ofrecimientos levemente inferiores a los registrados hasta fines de Diciembre muchas de las plantas frigoríficas reanudan su actividad tras las licencias de fines de año. A sabiendas que también en este sector hubo ventas postergadas por el tema “ganancias” y consecuentemente la industria se encuentra ahora con ofrecimientos que en el inicio del año hacen a la normalidad en cuanto a la cobertura de faena para el presente período, la mayoría de los frigoríficos comenzaron el año con ofrecimientos de 1,00 a 1,50 pesos por debajo de los precios que habían abonado con anterioridad. Así en nuestra provincia se ofrecían para éste período 87 pesos por novillos que en el gancho dieran hasta 150 kilos la media res; 86,50 hasta 160 kilos y 86,00 pesos hasta 170 kilos “la media” con plazo de 30 días. Sobre empresas de Buenos Aires, Santa Fé y Córdoba los valores fluctuaron entre los 87,00 y 88,50 pesos, de acuerdo a los plazos de pago y por novillos de hasta 150/155 kilos la media res o 500/520 kilos en pié. Por vacas de consumo se ofrecieron en La Pampa y como mejor precio 70 pesos “la carne” con 30 días de plazo.