Análisis Ganadero Semanal

(del 4 al 8 de Enero de 2016)
Por Hermes R. Torra

Invernada
Vuelven los remates feria
Con la siempre vigente expectativa se reanudan esta semana los remates de haciendas de invernada en el ámbito pampeano. El buen cierre de Diciembre alienta una reposición dentro de valores firmes. Los criadores se muestran expectantes y esperan una ratificación de aquellos precios. El mercado de Liniers cerró en baja, situación que para muchos era esperada. Ahora todo dependerá de los futuros envíos aseguran los operadores del sector.



Los negocios con haciendas de invernada a través de remates ferias se reanudan en éste período tras el impasse de los feriados de fin de año y la primera semana de Enero donde solo hubo algunas operaciones en forma directa. La comercialización mantiene sus expectativas favorables en cuanto a precios se refiere en la medida que las ofertas no serán significativas y que hay una demanda que sobre el cierre del año pasado se manifestó con firmeza ratificando sus necesidades de pronta reposición. Si bien en el tiempo transcurrido desde el último remate realizado en General Acha el pasado 29 de Diciembre, los invernadores no realizaron ventas significativas de haciendas de consumo y/o exportación, la buena disponibilidad de campo en muchas zonas de nuestra provincia alentará las compras, indicaron algunos consignatarios. Para otros, en cambio, la reacción que pueda tener el mercado de Liniers tras las bajas del último viernes, podría acotar un poco los valores que en la relación con el precio del gordo siguen estando muy distantes de las clásicas relaciones. Claro que en el libre juego de oferta y demanda, tal cuál es tradicional en la comercialización ganadera, el mercado dirá lo suyo y solo habrá que aguardar el inicio de las subastas semanales para ver la reacción de la plaza de invernada. En este período están programados remates en Victorica, Macachín, Toay y General Acha, en ese orden y entre el martes y el próximo viernes, con una oferta que en lo previo totalida unas 4.000 cabezas.

Porcinos

Los primeros negocios del año del año mostraron una comercialización sostenida aunque con márgenes de rentabilidad que se ven acotados por la suba del precio del maíz, señalaron invernadores de nuestra provincia. Igualmente los precios en góndola de los cerdos comienzan a mostrar un mayor grado de competitividad con la carne vacuna ante el incremento que esta tuvo en el último mes de Diciembre. Por capones buenos a especiales de 100 a 120 kilos y en la comercialización directa, se pagaron en esta semana entre 16 y 17 pesos mientras que por cerdas los valores fluctuaron entre los 11,50 y 12,50 pesos.

En Liniers

El mercado de Liniers acusó en el cierre de los negocios la baja de precios que muchos esperaban desde el mismo inicio del período. El abultado ingreso del viernes (13.551 Cabezas) dio por tierra la competitividad de frigoríficos, matarifes, abastecedores y supermercados que hasta el momento habían sostenido las cotizaciones del cierre de Diciembre. De aquí en más todo dependerá de los futuros ingresos pues los compradores se mostraron suficientemente abastecidos y para muchos con una buena cobertura en cámara que le permitiría acotar sus compras a lo justo y necesario para ésta semana, claro que todo
dependerá de la cuantía de los envíos. La entrada de la semana fue de 33.254 vacunos, 20.653 más que la última semana de 2015, con un aporte de 2017 cabezas (anterior 442) remitidas desde nuestra provincial. El índice sugerido para los arrendamientos rurales para la primera semana comercial del año se ubicó en 23,632 pesos versus los 24,673 pesos anteriores. Por su parte el promedio de éste período para el novillo liviano de 431 a 460 kilos fue de 24,789 pesos (anterior $ 26,548) y el del novillito pesado de 391 a 430 kilos de 26,358 pesos versus los 26,269 de la última semana de Diciembre.

Exportación y consumo

Poca oferta y consecuentemente escasos fueron los negocios que se generaron con los novillos destinados a los mercados externos. En general los valores se mantuvieron en niveles similares a los del período anterior aunque ya algunas empresas y sobre el cierre del ciclo hebdomadario, anticipaban una baja para la semana que se inicia. Apoyaron tal decisión en los menores precios que se anotaron el viernes pasado en el mercado de Liniers aunque aquí también habrá que ver la urgencia que puedan tener para los compromisos inmediatos y lógicamente en virtud de ella se determinarían los respectivos valores. En el ámbito pampeano se ofrecieron durante la semana entre 45,00 y 46 pesos “la carne” por novillos que en el gancho dieran hasta 150 kilos la media res; 45,00 / 45,50 pesos hasta 160 kilos y entre 44,50 y 45 pesos hasta 170 kilos, hasta 170 kilos “la media”. Sobre frigoríficos de Buenos Aires se ofrecieron entre 45 y 47 pesos por novillos de hasta 500/520 kilos en pié con plazos para el pago que fueron de los 10 a 30 días. En el consumo los precios dependieron principalmente de las necesidades puntuales de las empresas frigoríficas, con muy pocas operaciones en virtud de una aceptable cobertura en cámara.