Análisis Ganadero Semanal

Por Hermes R. Torra
05/01/2013
El mercado de Liniers acaparó la atención del sector ganadero en el inicio del nuevo año y en un corto período de negocios donde resultaron inexistentes las ventas de haciendas de invernada y exportación. La expectativa creada ante el retorno de la comercialización del gordo tras cuatro días de inactividad y con la siempre vigente tradición del comienzo tranquilo que en los últimos años había tenido el centro concentrador, se convirtió rápidamente en satisfacción para aquellos productores que remitieron sus haciendas en esta semana.
Los últimos 15 de días de Diciembre, signados por entradas no significativas, le quitaron a la demanda la posibilidad de cubrir plenamente sus necesidades para el inicio del nuevo año. En consecuencia y a sabiendas que por lo menos por esta semana también los ingresos seguirían siendo moderados, frigoríficos matarifes y abastecedores se mostraron ávidos por hacerse de los mejores lotes. Dicha actitud se tradujo en subas de las cotizaciones de la generalidad de las categorías en las primeras dos jornadas, luego morigeradas por las bajas del viernes por ingresos superiores a las 13.000 cabezas. De todas formas y en la comparación con el ciclo hebdomadario anterior quedaron ganancias de 14 a 22 centavos en las categorías de novillos, novillitos y terneros y de 42 y 44 centavos en vacas y toros, respectivamente. La única categoría que acuso una baja respecto al período anterior fue la de vaquillonas que perdió 20 centavos, aunque la misma se adjudicó a la mayor cantidad de animales pesados que se embreto esta semana en dicha categoría. La entrada de la semana fue de 20.741 cabezas (anterior 15.401) con un aporte de 1.142 animales (anterior 734) llegados desde La Pampa. El índice sugerido para arrendamientos rurales de esta primera semana del año fue establecido por el mercado de Liniers en 9,053 pesos versus los 8,986 pesos de la última de diciembre. Por su parte para los arrendamientos que se realizan por el promedio del novillo liviano (431 a 460 kilos), este se situó en 9,418 pesos contra los 9,364 de una semanada atrás.

Invernada
La operatoria con haciendas de invernada fue nula en cuanto a remates feria se refiere y solo se concretaron unos pocos carguíos de operaciones pautadas en forma directa vendidas a los precios de cierre de la última semana de Diciembre. Las referencias que quedaron del último cierre fueron firmes aún con la suba del gordo que muchos evaluaron como circunstancial. Los pocos ofrecimientos que se escucharon en forma directa sobre el cierre de este período conservaron esa tendencia y la mayoría quedó a la expectativa de lo que pueda pasar esta semana en Liniers (algunos esperan una negociación mas tranquila). Solo ahí y una vez que se defina la tendencia del gordo podría concretarse una mayor cantidad de negocios señalaron los consignatarios de haciendas de la región. Es que la operatoria en nuestra provincia con remates ferias solo se reanudará a partir de la tercera semana de Enero por lo que prácticamente se producirá un impasse en la negociación. A favor de los criadores juega la poca oferta que seguramente se dará en los remates de este mes teniendo en cuenta el acompañamiento climático para las zonas de cría que permite una salida mas atemperada de haciendas. Se espera sí alguna oferta de terneros muy livianos de destete precoz que algunos criadores practican desde hace unos cuantos años y que en base a mayores plazos para el pago siempre logran valores importantes. El resto pasará por haciendas de recría y por decisiones de venta postergadas de diciembre por el cierre de balances.

Exportación y Consumo
Aunque algunas plantas frigoríficas se encuentran sin operar porque su personal fue licenciado por los respectivos períodos vacacionales, otras se encuentran activas y mantienen los ofrecimientos de períodos anteriores. De esta forma se reiteraron los 16,80 pesos “al rinde” con pago 72 horas por novillos de hasta 500/510 kilos, puestos sobre empresas de Buenos Aires. También podían obtenerse hasta 17 pesos pero por animales que en el gancho no dieran más de 145 kilos la media res, con pago 30 días y sobre frigoríficos de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fé. Sobre estos mismos destinos y plazo y por novillos – siempre mestizos- con más de 520 y hasta 550 kilos, los ofrecimientos decaían hasta 16,50 y 16,00 pesos, respectivamente. Mientras tanto por novillos Holando de 600 kilos y con pago corto se ofrecieron 15 pesos. De la misma forma y por novillos sin trazabilidad de 600 kilos se conocieron ofertas de 15 pesos. En Vacas con certificado para enviar a los mercados externos continuaron rigiendo los 14,50 pesos, con un tope de 14,80/15 pesos por animales de reconocida terminación y rinde en el gancho y con 30 días de plazo. En el ámbito regional y en cuanto a haciendas de consumo se refiere fueron muy pocos los negocios concretados. Se colocaron novillos livianos de hasta 120 kilos “la media” a 16,50 pesos, novillitos livianos a 17 pesos, vaquillonas livianas entre 17,00 a 17,50 pesos por animales que en el gancho dieran hasta 90 kilos la media res y de acuerdo a necesidades puntuales de los frigoríficos. Por vacas gordas, siempre al rinde, se pagaron 12,60/13,00 pesos con 21 y 30 días de plazo.