Análisis Ganadero Semanal

Por Hermes R. Torra (del 18 al 22 de Marzo de 2019)

Invernada
Semana con bajas

La continuidad de ofertas importantes por una situación climática difícil para vastas zonas de cría de nuestra provincia, bajas en el mercado de Liniers y una demanda que se presentó muy acotada en cuanto a número se refiere, hicieron a una plaza de invernada muy equitativa respecto al precio del consumo. Por su parte las haciendas de exportación y en este caso por una oferta que se muestra bastante limitada, lograron mantener o crecer levemente en sus valores. La búsqueda de mejores valores tuvo en la calidad y mayores plazos para el pago el aliado más importante. La última semana de Marzo se presenta ahora con expectativas, principalmente ante la inminencia de muchos remates especiales de terneros.


Sin dudas las bajas en el mercado de Liniers, una oferta importante para la época y un panorama económico incierto influenciaron negativamente en la comercialización de haciendas de invernada. Desde el inicio del período los compradores se mostraron menos competitivos y actuaron buscando resguardar ciertos márgenes de rentabilidad hacia el futuro. Así la reposición se izo más equitativa en cuanto a los conjuntos destinados al consumo aunque siguió favoreciendo a aquellos invernadores, tanto del engorde a corral como tradicionales, respecto a los precios que mantiene la exportación. Igualmente y hacia el cierre del período pudo apreciarse alguna leve recuperación fundamentada a través de la calidad de los conjuntos ofrecidos y en oportunidades con plazos superiores a la media de los 30 días. Así se modificó la tendencia de mayor tranquilidad aunque siempre con una demanda muy acotada a los respectivos ofrecimientos. Por otra parte la situación climática adversa que manifiestan vastas zonas de cría de nuestra provincia sigue eyectando la salida de aquellos lotes de recría que aún quedaban y comienza a generalizarse progresivamente la salida de tropas de la nueva zafra. Por estas circunstancias la calidad y los plazos para el pago juegan un papel importante para la comercialización que se avecina con el inicio de los remates especiales de terneros que realizarán en el próximo mes firmas consignatarias con auspicio en algunos casos de asociaciones de productores.

En Liniers

Aquietadas por una merma en el consumo, las ventas en el mercado de Liniers se manifestaron con mayor tranquilidad y con bajas de las que solo se exceptuaron vacas y toros. La entrada fue de 27.772 cabezas (anterior 30,833) con un aporte de 1.384 animales remitidos desde nuestra provincia. El índice semanal sugerido para los arrendamientos rurales se situó en 61,135 pesos con una baja de 1,08 pesos respecto al ciclo hebdomadario anterior. Por su parte el novillo liviano de 431 a 460 kilos tuvo una media de 63,295 pesos (anterior $ 64,229) y el del novillito pesado de 391 a 430 kilos de 63,721 pesos versus los 66,425 pesos de una semana atrás.

Exportación

Indudablemente la oferta de novillos no logra satisfacer plenamente las necesidades de la demanda exportadora que necesariamente tiene que ser firme en sus ofrecimientos para lograr asegurar las respectivas faenas. Del tal forma y en forma progresiva los precios han ido en aumento marcando una diferencia apreciable respecto al consumo. En nuestra provincia y por novillos de hasta 150 kilos la media res la industria ofreció, en el cierre del período, 114 pesos con 30 días de plazo para el pago aunque la tendencia para la presente podría aún ser superior en 1 peso por kilo la media res. En tanto por vacas de consumo y también con 30 días de plazo se pasaron 84 pesos. Por su parte frigoríficos de Buenos Aires, Santa Fé y Córdoba situaron los ofrecimientos por novillos entre 115 y 118 pesos con pagos de 15 a 30 días, hablándose ya de ofertas de hasta 120 pesos “la carne”.