Análisis Ganadero Semanal

(del 7 al 11 de Diciembre de 2015)
Por Hermes R. Torra        

Firme negociación de invernada
Las haciendas de invernada conservaron una sólida comercialización a pesar de que hubo mayores ofrecimientos, no teniendo en cuenta las bajas que en el período se observaron en el mercado de Liniers.



La demanda de haciendas de reposición volvió a operar con sumo interés y competitividad para hacerse de la mercadería necesaria para cubrir ventas recientes. Una mayor oferta en algunos remates realizados en La Pampa y Buenos Aires no fue suficiente para calmar la ansiedad compradora. Al contrario, dicha circunstancia constituyó un incentivo para ampliar en cada uno de ellos el número de compradores y darle mucha mayor solidez a los negocios. Tampoco fue motivo suficiente las bajas que se registraron en Liniers a sabiendas que el mismo está buscando un piso pero siempre sobre límites firmes. Así el panorama para el período que se inicia resulta positivo pues hay muchos productores que dejaron pasar oportunidades anteriores y ahora, al ver ratificados estos precios, han decidido salir a reponer más aún teniendo en cuenta que lo que quedará por delante hasta finalizar el año será poco y consecuentemente serán menores las posibilidades de adquisición de los lotes buscados. También por estos tiempos siguen jugando las cuestiones impositivas, tratando de aliviar las cargas tributarias aunque todos saben que lo que se evita hoy se pagará mañana.

En Liniers

Tras los primeros días del mes donde el precio del gordo parecía no tener límites, los ingresos más importantes que se registraron en el cierre del período anterior y los del miércoles y viernes pasado, la plaza se tranquilizó aunque siempre sobre límites firmes. Más allá de la lógica selectividad, la caída en las ventas minoristas frenaron la disposición compradora de matarifes, frigoríficos, abastecedores y supermercados. Así y en el transcurso de esta semana los precios cayeron entre 2,00 y 2,80 pesos por kilogramo en pié respecto a los records anotados en el ciclo hebdomadario anterior. La entrada de esta semana fue de 25.035 cabezas (anterior 42.758), con un aporte de 1016 cabezas remitidas desde nuestra provincia. El índice sugerido para los arrendamientos rurales fue establecido en esta oportunidad en 24,063 pesos versus los 26,806 pesos anteriores. Por su parte el promedio del novillo liviano de 431 a 460 kilos se ubicó en 25,484 pesos (anterior $ 28,028) y el del novillito pesado de 391 a 430 kilos en 26,439 pesos contra los 28,831 anteriores.

Exportación y consumo

La hacienda de exportación mostró gran variabilidad en los ofrecimientos ante los cambios que se registraban en el precio del gordo y por la distinta obligación de cumplimiento de fechas de los compromisos contraídos con distintos mercados. Lo último que ofrecieron frigoríficos de Buenos Aireas fueron 48 pesos por novillos que en el gancho dieran hasta 150 kilos la media res con plazo de 30 días. Con plazos menores y por la misma categoría se ofrecieron entre 46,50 y 47 pesos. En la plaza pampeana se “pasaron” entre 44 pesos y 46 pesos, valores que no lograron atraer a los compradores. En el consumo se conocieron muy pocos valores aunque los mismos y para la categoría de vaquillonas fueron de 44 pesos por pesadas y hasta 48 pesos por livianas: en novillitos los ofrecimientos se situaron entre 46 y 48 pesos, en la mayoría de los casos con plazo de 21 días.