Analisis Ganadero Semanal

Por Hermes R. Torra (del 12 al 17 de Septiembre de 2016)

Positiva Semana Ganadera
Con buenos valores en cada uno de los sectores se desenvolvió la comercialización ganadera de la pasada semana. En invernada continuó la solidez en los valores impuesta en los últimos 15 días. Liniers operó con algunas subas por los bajos ingresos. En la exportación las necesidades puntuales de algunos frigoríficos mejoraron la operatoria con menores plazos para el pago mientras otros continuaron con los mismos ofrecimientos y condiciones de pago.

Un desarrollo favorable tuvieron los negocios realizados esta semana en el ámbito ganadero y en cada uno de los sectores. A la firmeza de las haciendas de invernada, con la ratificación de los valores anteriores de acuerdo a calidad de las mismas, se sumó una favorable comercialización de los reproductores en el ámbito regional. Por su parte el mercado de Liniers y en base a una oferta de menores proporciones que la anterior, sumo algunas subas que si bien no fueron importantes coadyuvaron para el interés en la reposición por parte de invernadores tradicionales y en menor medida de representantes del engorde a corral. Por su parte la exportación mantuvo valores anteriores aunque en algunas oportunidades y favoreciendo el desarrollo de los negocios, acortó los plazos para el pago. En cuanto a la comercialización específica de las haciendas de invernada, la misma tuvo esta semana la difícil tarea de mantener los firmes precios del período anterior y en todos los aspectos lo logró. El interés de la demanda siguió siendo importante y más aún cuando se habían realizado ventas recientes tanto de consumo como de exportación. La inmediatez que se han impuesto los productores para la reposición resulta notable no solo ante la reducción estacional de la oferta, sino también teniendo en cuenta que el próximo 17 de Octubre se inicia un nuevo período de vacunación anti aftosa y consecuentemente y por un tiempo las ofertas serán aún menores.

En Liniers

Con ofrecimientos que volvieron a ser reducidos para las necesidades que expresó la demanda, los precios tuvieron – en general – una variación positiva respecto al período anterior. La entrada de la semana fue de 21.866 cabezas versus las también escasas 23.148 del ciclo hebdomadario anterior. El aporte de haciendas pampeanas fue de 1.707 vacunos contra los 2.006 anteriores. El índice semanal sugerido para los arrendamientos rurales se situó en ésta oportunidad en 29,301 pesos, 22,4 centavos por sobre los 29,077 pesos anteriores. Por su parte el promedio del novillo liviano de 431 a 460 kilos fue de 30,086 pesos versus los 29,684 pesos anteriores y el del novillito pesado de 391 a 430 kilos de 31,266 pesos (anterior $ 31,267).

Exportación y consumo

La única mejora que pudieron tener los novillos de exportación fue el achicamiento de los plazos con el mismo valor anterior. Igualmente esto solo sucedió en algunos casos puntuales y ante necesidades de la industria. En nuestra provincia continuaron vigentes los 54 pesos por animales que en el gancho dieran hasta 150 kilos la media res; 53,00/53,50 pesos hasta 160 kilos y 52,50/53,00 pesos hasta 170 kilos “la media”. Sobre frigoríficos de Buenos Aires 55 pesos por novillos de hasta 150 kilos la media res o 500/520 kilos, según el rinde, en pié, con pago 7 días. Otras empresas pagaban 55,00/ 55,50 pesos con plazos de 21 y 25 días y se llegaba a 56 pesos con plazo de pago de 30 días. Por las vacas con certificado para exportar se ofrecían en La Pampa 44 pesos “la carne” con pago a 30 días, mientras que sobre frigoríficos de Buenos Aires y Santa Fé los valores se movían entre 44,50 y 46 pesos con plazos de 21 y 30 días. En el consumo liviano y en nuestra provincia los precios por vaquillonas y novillitos livianos volvieron a ubicarse entre 53 y 55 pesos. Por vacas de consumo se ofrecieron entre 41,50 pesos y 42 pesos.