Análisis Ganadero Semanal

Por Hermes R. Torra (del 6 al 10 de Agosto de 2018)

Semana con distintas alternativas
Mientras la plaza de invernada va buscando progresivamente su rumbo y el mercado de Liniers acusó algunas bajas producto de los mayores ingresos, la hacienda de exportación continúa valorizándose. Así la semana se presentó como particular dejando en claro que la situación todavía no es precisa en cuanto al rumbo que busca la invernada y la predisposición de la demanda a convalidar valores superiores a los que hoy se obtienen. Todo dependerá hacia futuro del libre juego de oferta y demanda, más aún cuando hoy por cuestiones estacionales la disponibilidad de haciendas de reposición se presenta más acotada. Por su parte el mercado de Liniers demostró que con ofrecimientos medianamente importantes, la demanda se convierte en selectiva y trata de bajar los precios porque aluden que el consumo se cayó aunque paradójicamente todo lo que entra se vende, se faena y no queda en cámara por mucho tiempo. Mientras todo esto sucede la exportación va adecuando sus precios hacia adelante incentivando de alguna manera al invernador para que produzca novillos más pesados. Por otra parte es cierto que el valor del dólar también ha mejorado y consecuentemente se fue traduciendo en precios positivos.


Con una oferta centrada principalmente en las zonas de cría de General Acha y Victorica, a la que se sumó Caleufú, la plaza de invernada va buscando su rumbo en un momento donde los ofrecimientos son más acotados por lógicas cuestiones estacionales y la mayor salida en los momentos de sequía. La demanda fue más competitiva en la generalidad de las categorías de machos aunque también fue selectiva a la hora juzgar la calidad de los ofrecimientos, y operó en forma disímil en las hermbras. En vacas la oferta cayó drásticamente siendo mayoría los conjuntos de usadas con preñez garantizada que tuvieron una mejor salida aunque sus precios no se corresponden aún con la realidad del mercado. Por las pocas vacas nuevas preñadas la demanda continúa manifestándose con poco interés. Entre los machos cabe destacar que progresivamente se fueron afirmando en sus valores los conjuntos de novillitos y novillos, con una salida efectiva más allá de los diferentes plazos para el pago. Los terneros de calidad fueron solicitados en todas sus clasificaciones a través de compras mayoritarias por parte de productores tradicionales y en aisladas oportunidades por “feedloteros” de significación numérica.

En Liniers

Ingresos importantes en las jornadas de martes y miércoles hicieron ala demanda más selectiva dejando algunas bajas en la generalidad de las categorías y clasificaciones. En tanto en el cierre y con una oferta muy limitada hubo una recuperación que igualmente no alcanzó a paliar las pérdidas anteriores. En novillos y el consumo definido las bajas fueron de 0,40 a 0,80 pesos por kilogramo aunque los mayores quebrantos se registraron en las vacas con bajas de 2,50 pesos para la mayoría de los conjuntos. La entrada fue de 28,051 animales, 1021 más que una semana atrás. El aporte de haciendas pampeanas fue de 1.622 cabezas versus las 1.712 anteriores. El índice semanal sugerido para los arrendamientos rurales fue fijado en 40,254 pesos (anterior $ 40,89). Por su parte el promedio del novillo liviano de 431 a 460 kilos fue de 41,01 (anterior $ 41,708) y el del novillito pesado de 391 a 430 kilos de 42,67 pesos contra los 43,305 pesos de una semana atrás.

Exportación

La negociación de haciendas de exportación continuó realizándose con firmeza y con precios superiores a los que regían la operatoria anterior. Así en el ámbito pampeano y por novillos de hasta 150 kilos la media res, se ofrecieron al cierre de los negocios 75 pesos; hasta 160 kilos 74,50 pesos y hasta 170 kilos 74 pesos. También en La Pampa y por vacas buenas de consumo se pagaron entre 59,00 y 59,50 pesos. Por su parte empresas exportadoras de Buenos Aires pagaban entre 77 y 78 pesos de acuerdo al plazo del pago y siempre por novillos hasta 150/155 kilos la media res o 500/520 kilos en pié.