Análisis Ganadero Semanal

Por Hermes R. Torra
23/02/2013
La afirmación de los precios de las haciendas de consumo en el mercado de Liniers y una sostenida demanda en la comercialización directa de aquellas, pasó a constituirse en el hecho más importante de la semana en cuanto a la operatoria ganadera. Sin dudas la desconfianza respecto a la resistencia de la plaza capitalina en cuanto al interés de los operadores, quedó de lado al lograrse un mantenimiento de los precios respecto a una semana atrás, aún con una entrada más abultada. Esta circunstancia continuó favoreciendo al resto de los negocios pautados en forma directa en todo el consumo mientras se sostenían los precios de la exportación y la invernada.
En esta última en particular pudo apreciarse en cada una de las subastas un mayor número de compradores que igualmente se cuidaron a la hora de efectuar sus adquisiciones, tratando de guardar cierta equidad con el precio del gordo. Por estas circunstancias los precios – aquí también- se ubicaron en un rango similar al de una semana atrás. La adversa situación climática se contrapone hoy con los buenos valores del gordo para lograr mejores resultados en la comercialización de invernada, mientras buena parte de los engordadores aguardan una mayor salida de terneros de la nueva zafra para efectuar sus reposiciones. Lo que sí fue claro fue la mayor decisión de compra que mostraron los “feedloteros”, actuando sobre las haciendas de mayor peso y dejando para pequeños y medianos productores las haciendas más livianas. Fue en éstas últimas – en general – donde se generó mayor competitividad y satisfacción en los remitentes.

En Liniers
Los mayores ingresos de la semana y principalmente del viernes con más de 12 mil cabezas, no lograron calmar el firme interés de la demanda para la cobertura de sus pedidos, dándole solidez a la operatoria. En el período se anotaron 31.353 animales, 9800 más que en el anterior, con un aporte de 2.192 cabezas remitidas desde nuestra provincia (anterior 1.555 vacunos). Las únicas categorías que tuvieron una retracción en los precios fueron las de novillos pesados y muy pesados donde la calidad mas general y falta de terminación fueron en detrimento de aquellos. Esto hizo a una baja en el promedio general todos los novillos aunque mermada en parte por la solidez del liviano donde se operó con subas de 25 centavos por kilogramo. El índice sugerido para los arrendamientos rurales fue fijado esta semana en 10,075 pesos (anterior 10,214 pesos), mientras que el promedio del novillo liviano fue de 10,462 pesos versus los 10,194 pesos anteriores. La apuntada baja en los novillos pesados llegó a los 65 centavos al registrar en esta oportunidad 8,93 pesos de media contra los 9,58 pesos anteriores.

Exportación y Consumo
Diversidad de ofrecimientos con precios similares a los de una semana atrás fue la característica saliente de los negocios concretados en forma directa con haciendas de exportación y consumo.
El novillo para exportación se situó nuevamente entre 18,00 y 18,50 pesos de acuerdo a destino y plazos para el pago. En el ámbito pampeano se escucharon ofertas de 18,20 pesos por novillos hasta 145 kilos “la media”; 17,70 pesos hasta 160 kilos y 17,20 por los de 160 a 180 kilos la media res, con pago 30 días. Otro de los ofrecimientos se situó en 18,50 pesos por novillos hasta 520 kilos y 17,50 pesos por muy pesados (600/ 640 kilos), con pago 21 días. Por vacas con certificado para exportación no hubo ofertas por parte de empresas pampeanas en tanto frigoríficos de Buenos Aires y Santa Fé ofertaron entre 14,50 y 15,00 pesos “al rinde”. En el consumo y en nuestra provincia se ofrecían por vaquillonas hasta 340/350 kilos (100 kilos la media res) 19,50 pesos; hasta 370/380 kilos 18,50 pesos y hasta 400 kilos 17,50 pesos, con pago 21 días. Otra de las empresas frigoríficas ubico los precios en 19 pesos por vaquillonas hasta 90 kilos la media res y 18,60 pesos hasta 95 kilos “la media”, también con 21 días. Por otra parte algunos de los operadores señalaron que las vaquillonas están solicitadas pero muchas veces no se encuentra el grado de terminación que requieren las empresas, Por novillos se escucharon ofertas de 19,50 hasta 440 kilos, 19 pesos hasta 450 kilos y por sobre dicho kilaje 18,50 pesos. También por parte de empresas pampeanas se ofrecían por novillitos y novillos livianos, 19 pesos hasta 110 kilos la media res; 18,60 pesos hasta 120 y 18,20 pesos hasta 120 kilos. Por vacas de consumo las ofertas fueron, en la mayoría de los casos, entre 14,00 y 14,50 pesos “al rinde”, con plazos de 21 a 30 días.