Análisis Ganadero Semanal

(del 29 de Febrero al 04 de Marzo de 2016)
Por Hermes R. Torra                              

Invernada con oferta limitada
El inicio de un nuevo período de vacunación anti aftosa limitó los ofrecimientos a remates por internet y/o por pantalla. Quedó para esta semana la reanudación de los remates físicos. La demanda ratificó el interés sosteniendo en límites firmes los precios de toda la reposición. Hugo leves mejoras en el mercado de Liniers. En la hacienda destinada a la exportación los precios crecieron entre 0,50 y 1 peso “la carne".


Con una oferta limitada solo a remates por internet y/o pantalla debido al inicio de un nuevo período de vacunación anti aftosa, los integrantes de la demanda volvieron a dar muestra del interés por la pronta reposición dándole solidez a los precios anteriormente logrados. La obligatoriedad de tener la totalidad de las haciendas vacunadas, tanto para vendedores como para compradores siempre resulta una limitante para la realización de los remates físicos, por lo que estos irán normalizándose en su operatoria progresivamente. En esta semana solo fue confirmada una subasta en Victorica el próximo miércoles aguardando la tercera semana del mes para la generalización de esta operatoria y posteriormente ya para Abril los primeros remates especiales de terneros, siempre aguardados con singular expectativa. En esta oportunidad y en toda la región las ventas reiteraron las características anteriores respecto a la colocación. Las categorías de mayor peso continuaron siendo requeridas mayoritariamente por los representantes del engorde a corral dejando para los invernadores tradicionales las mas livianos, generándose entonces en éstas una mayor competitividad para sostener los precios en niveles firmes, siempre respecto a los actuales valores del “gordo”. Si bien todos aguardan en nuestra provincia la salida mayoritaria de terneros en la búsqueda de mejores oportunidades, hasta ahora los remates realizados particularmente en la provincia de Buenos Aires y con las “cabezas de parición”, demuestran que los precios no tienden a decaer sino todo lo contrario a afirmarse. La excelente disponibilidad de “pasto” y perspectivas de una buena cosecha de maíz en particular, determinan en muchos casos compras superiores al año anterior lo que permite mantener un sólido mercado de reposición.

En Liniers

Los bajos ofrecimientos continúan signando la operatoria en el mercado de Liniers aunque no producen mayores modificaciones en los valores que a diario se registran. En esta semana hubo sí algunas leves subas aunque lo más importante fue la menor brecha en los precios que se registró entre lo muy bueno y lo general, favoreciendo indudablemente a éstas últimas. La entrada de la semana fue de 25.507 vacunos, 2.883 más que en el ciclo hebdomadario anterior, con un aporte de 1.587 cabezas (6,22 %) remitidas desde nuestra provincia. El índice sugerido para los arrendamientos rurales fue fijado en 24,448 pesos (anterior $ 23,817). Por su parte el promedio del novillo liviano de 431 a 460 kilos fue de 25,64 pesos (anterior $ 24,613) y el del novillito pesado de 391 a 430 kilos se ubicó en 26,426 pesos versus los 26,102 pesos de la última semana de Febrero. En tanto para Febrero el índice de arrendamiento se situó en 24,30 pesos contra los 23,222 pesos del primer mes del año. El novillo liviano promedio el mes pasado 24,613 pesos (Enero $ 24,418) y el novillito pesado 26,102 pesos contra los 25,584 pesos de Enero.

Exportación y consumo

Mejoras de entre 0,50 y 1 peso determinaron los negocios realizados esta semana con novillos y vacas trazadas para envíos a los mercados externos. En nuestra provincia los valores por el novillo fluctuaron entre 48,50 y 49,00 pesos “la carne” por animales que en el gancho dieran hasta 150 kilos la media res; 48,00 a 48,50 pesos hasta 160 kilos y 47,50 a 48,00 pesos hasta 170 kilos “la media”, con plazos de 21 y 30 días para la generalidad de los negocios. En tanto sobre frigoríficos de Buenos Aires, Santa Fé y San Luis, los precios de los novillos fueron entre los 48 pesos con pago 7 días, 48,50 pesos con 15 días y entre 49,00 y 49,50 pesos con 30 días para el pago, siempre por animales de hasta 500/520 kilos en pié. El precio máximo por la misma categoría de novillos fue de 50 pesos con plazo de 30/35 días sobre empresas exportadoras de Buenos Aires. En tanto para las vacas “con certificado” los precios crecieron 1 peso “la carne” para ubicarse ahora entre 39 y 40 pesos con plazos para el pago de 21 y 30 días. Indudablemente la necesidad de cobertura inmediata para algunos negocios pactados con anterioridad y la mejora en el tipo de cambio que expresaba el mercado fueron determinante para llegar a los mencionados valores. Igualmente sobre el cierre de la semana, la caída en la cotización de la moneda norteamericana, generaba cierta expectativa sobre los precios de apertura del presente período. En el consumo y por parte de empresas pampeanas se ofrecieron en el curso de la semana entre 48 y 49 pesos por novillitos y vaquillonas livianas, mientras que por vacas buenas los valores fluctuaron entre 34 y 35 pesos, con plazos de 15 a 21 días en la generalidad de los casos.