Análisis Ganadero Semanal

Por Hermes R. Torra (del 24 al 28 de Julio de 2017)

Progresiva suba en invernada
Los valores de las haciendas de invernada van afirmándose con preponderancia en las categorías de machos. Así se pudo apreciar en el transcurso de la pasada semana con una oferta de alrededor de 8.000 cabezas signadas en su mayoría por la calidad y buen estado de preparación. El acompañamiento en cada una de las subastas de un mayor número de compradores, tanto del engorde a corral como invernadores tradicionales, fue importante a la hora de darle competitividad a la plaza. Las hembras – en general – tuvieron un desarrollo más acotado en los valores en virtud de un negocio a más corto plazo aunque sobre el cierre del período también pudieron apreciarse algunas mejoras. Lo mismo sucedió con conjuntos de vacas vacías y algunos conjuntos de preñadas que aún dentro de precios no distintos a los que venían lográndose por lo menos ahora encontraron interesados lo que se constituyó en un signo positivo.

El mejor interés de la demanda por las haciendas de reposición, que se visualizó desde mediados de Julio, fue acentuándose con el correr de los días para ya cerrar el mes con una tendencia claramente definida en cuanto a una mayor solidez de los precios. La reducción estacional de la oferta, coberturas postergadas por la imposibilidad de salida de hacienda gorda de muchos campos por los excesos hídricos y consecuentemente falta de reposición por parte de muchos productores, hizo en la progresividad de la operatoria a una presencia más numerosa de compradores en cada uno de los remates. La avidez por la rápida reposición que fueron mostrando invernadores tradicionales y feedloteros hizo entonces a la competitividad de las ventas y a la obtención de mejores valores. En primera instancia fueron los machos los que mostraron aquel mejor interés aunque en ésta semana el mismo se extendió a la categoría de vacas. Si bien en éste último aspecto los precios mejoraron en las vacías, en los vientres nuevos los mismos no variaron mayormente aunque por lo menos aparecieron más interesados para darle un poco más de fluidez a la colocación. En el caso de las terneras, la colocación fue más acotada en los valores al tratarse de un negocio más corto en el tiempo aunque sobre el final del período se anotaron algunas subas.

En Liniers

Aún con ingresos muy moderados el mercado de Liniers tuvo una comercialización tranquila con precios que no alcanzaron a los del ciclo hebdomadario anterior. Una buena cobertura en cámara y las menores ventas de las últimas semanas por las vacaciones de invierno volvieron a aducirse por parte de frigoríficos, matarifes, abastecedores y supermercados, como factores determinantes de la menor competitividad de la plaza. La entrada de la semana fue de 23.882 vacunos, 3.632 menos que la anterior. El aporte de haciendas pampeanas también fue inferior al contabilizarse 1.239 cabezas versus las 1.982 anteriores. El índice semanal sugerido para los arrendamientos rurales fue establecido en 30,762 pesos contra los 31,706 pesos anteriores. Por su parte el promedio del novillo liviano de 431 a 460 kilos se ubicó en 32,28 pesos (anterior $ 32,368) y el del novillito pesado en 32,754 pesos versus los 33,00 pesos anteriores.

Exportación y consumo

Al influjo de la suba del dólar y por necesidades propias de los frigoríficos, el precio del novillo de exportación volvió a manifestarse en suba. En nuestra provincia y por novillos de hasta 150 kilos la media res se ofrecían 57,50 pesos; hasta 160 kilos 57,00 y hasta 170 kilos 56,50 pesos con pago 30 días. Otra de las empresas “pasaba” 57,05 pesos por novillos hasta 550 kilos con pago 28 días o 56 pesos con los mismos kilos pero con 7 días de plazo. Sobre frigoríficos de Buenos Aires los ofrecimientos en el curso de esta semana fueron entre los 58 y 60 pesos con plazos, 7 a 30 días. Por vacas con certificado para exportar lo más común fue escuchar ofertas de 48 pesos “al rinde” con 30 días de plazo. En el consumo una de las empresas pampeanas ofrecía por vaquillonas hasta 90 kilos “la media” 60 pesos; hasta 95 kilos 59,00 pesos; hasta 100 kilos 58 pesos; hasta 105 kilos 56 pesos y hasta 110 kilos 54 pesos. Por novillitos y novillos los precios iban desde los 56 pesos hasta 135 kilos la media res hasta 58 pesos hasta 115 kilos “la media”.