Análisis Ganadero Semanal

Por Hermes R. Torra
19/01/2013
Se reanudo la operatoria con invernada
Con una oferta interesante tanto en cantidad como en calidad se reanudaron los remates de haciendas de invernada en la provincia de La Pampa. Si bien había cierto temor por el desarrollo de la operatoria en vista de las bajas que se registraban en Liniers, la demanda se ocupó de decirles que todavía tiene fé, que quiere seguir produciendo y por eso volvió a convalidar buenos valores. Por supuesto que esos buenos precios tienen que ver con la lógica relación con el precio del gordo, pues para nada han acompañado el proceso inflacionario del último año.

Esta situación es fundamentalmente la que frena aún alguna decisión de compra y espera fundamentalmente una recomposición de los precios de la hacienda terminada en Liniers que algunos de los operadores evalúa podría producirse hacia fines del próximo mes de Febrero cuando finalicen los períodos vacacionales. Por otro lado la indefinición en cuanto a la política exportadora por parte del gobierno nacional, lleva paulatinamente a que buena parte de los invernadores que hacían novillos pesados evalúen la posibilidad de hacer un animal más liviano con más rápida evolución del dinero y un mercado siempre solícito como es el del consumo liviano. En el contexto general de la operatoria puede decirse que todas las categorías tuvieron, de acuerdo a las circunstancias apuntadas, un buen resultado. De todas formas en terneros y terneras livianas la demanda tuvo siempre un comportamiento mas activo y dejó una mayor satisfacción en los remitentes de dichos lotes. Igualmente uno debe siempre relacionar y calificar los precios de acuerdo al precio del gordo pues si nos remitimos a dos años atrás estos terneros o terneras lograban valores iguales o superiores a los actuales con un novillo en una cotización 50 centavos por debajo de lo que se logra en este momento.

En Liniers
Aún con ofrecimientos muy por debajo de los registrados en el período anterior la plaza manifestó un comportamiento dispar, privilegiando únicamente el consumo por sobre el resto de las clasificaciones. En esta circunstancia fue en novillitos – livianos y pesados –, novillos livianos, vaquillonas y terneros donde la demanda convalidó los valores anteriores. Así para los machos hasta los 430 kilos se registraron mejoras de 17 centavos por kilo y para novillos livianos de 12 centavos. Mientras tanto fueron menores los crecimientos para vaquillonas y terneros donde las subas fueron de 3 a 4 centavos, respectivamente. Mientras tanto la mayor tranquilidad deparó menores cotizaciones para el resto de las clasificaciones de novillos, vacas y toros. En las vacas la depreciación respecto a una semana atrás llegó hasta los 56 centavos. La entrada de la semana fue de 27.708 cabezas, 7.561 menos que en el ciclo hebdomadario anterior, con un aporte de 1.762 animales llegados desde nuestra provincia (anterior 1.827). El índice sugerido para arrendamientos rurales fue fijado esta semana en 8,659 pesos versus los 8,764 anteriores. Por su parte el promedio semanal de los novillos livianos fue de 8,868 pesos (anterior 8,74) y el de los novillos pesados de 8,226 pesos (anterior 8,415 pesos).

Exportación y Consumo
Un mayor número de negocios va registrándose con novillos de exportación en virtud de la reanudación de la operatoria de varias plantas frigoríficas, tanto regionales como nacionales. Los valores no sufrieron mayores modificaciones pero de acuerdo al precio del consumo logran establecer una diferencia positiva calificada como de aceptable a buena. Plantas exportadoras de la región central del país situaron los ofrecimientos en 17,20 pesos por novillos de 440 a 450 kilos; 17 pesos por animales de 470 a 480 kilos y 16,80 pesos de 510 a 520 kilos. Por novillos hasta 600 kilos los precios variaron entre los 16,30 y 16,50 pesos y por kilajes superiores 15,80 a 16 pesos. Los plazos fueron de 21 a 30 días. Mientras tanto frigoríficos del ámbito nacional continuaron con los ofrecimientos de 16,80 pesos con pago 72 horas y 17 pesos con 30 días, por novillos de hasta 500/510 kilos. En Vacas con certificado para enviar a los mercados externos los valores fluctuaron entre 14,00 y 14,50 pesos de acuerdo a calidad, peso y rinde, con plazo de 21 y 30días.

En el ámbito regional y en cuanto a haciendas de consumo se refiere los negocios continúan acotados a las necesidades puntuales de los frigoríficos y en tal sentido las ofertas pueden tener alguna variación de acuerdo a dichas situaciones. Por novillitos livianos se ofrecían 17,50 pesos hasta 360/370 kilos y por pesados, hasta 410/420 kilos, 17,30 pesos. En tanto por novillos entre 420 y 440 kilos se ofrecieron entre 16,30 y 16,50 pesos. Por vaquillonas livianas se pagaron entre 17,00 a 17,50 pesos por animales que en el gancho dieran hasta 90 kilos la media res. Por vaquillonas medianas y pesadas los precios variaron entre 15,00 y 16,00 pesos. Por vacas gordas, siempre al rinde, se ofrecieron esta semana entre 12,00 y 12,50, llegando a 13,00 por algún lote de livianas de excelente calidad y terminación, todo con plazo de 21 a 30 días.