Análisis Ganadero Semanal

Por Hermes R. Torra (del 26 al 30 de Junio de 2017)

Mejor actitud de la demanda
En el transcurso de este período pudo apreciarse una actitud más decidida a la compra por parte de una demanda que mayormente estuvo compuesta por productores tradicionales y solo algunos feedloteros. La venta se priorizó sobre los muy buenos conjuntos de machos mientras que en las hembras estuvo más relacionada a márgenes de ganancia positivos en lo inmediato. En Liniers la muy baja oferta potenció los precios de la generalidad de las categorías y clasificaciones. La exportación presentó diversas opciones de comercialización.


En un período con poca oferta la plaza mostró por parte de la demanda una actitud más decidida por la rápida reposición. Para algunos, la proyección de menores ofrecimientos hacia el futuro y la necesidad de aprovechar las actuales oportunidades de adquisición de muy buenos conjuntos, hizo a esa actitud mas firme. Siempre la calidad y plazos superiores a la media de los 30 días fueron motivo más que suficiente para la competitividad que se dio – principalmente- en los machos ya que en las terneras el negocio tuvo directa relación con márgenes aceptables de ganancia hacia el futuro inmediato. La excepción en las hembras la impusieron algunos conjuntos destinados a la cría por su buena condición para futuras madres lo que indudablemente se convierte en un hecho positivo. Las vacas en sus distintas clasificaciones han encontrado y por la época del año que transitamos, una colocación más dificultosa que es suplida por los mayores plazos para el pago a fin de llegar a valores que dejen satisfacción en los remitentes. Así la comercialización de las haciendas de invernada y cría continúa transitando por caminos normales donde la particularidad de la composición de la demanda hace muchas veces a los distintos resultados aunque en general no varíen mayormente unos de otros.

En Liniers

La escasa oferta del período en el mercado de Liniers hizo a una demanda mayormente competitiva en la búsqueda de los mejores conjuntos cerrando la plaza con subas en todo lo comercializado. La entrada semanal fue de solo 15.637 cabezas, 7.343 menos que en la anterior. El aporte de haciendas remitidas desde nuestra provincia fue de 1.220 animales contra los 1.777 anteriores. El índice semanal sugerido para los arrendamientos rurales fue establecido en 32.931 pesos versus los 31,548 del ciclo hebdomadario anterior. Por su parte la media semanal del novillo liviano, de 431 a 460 kilos se ubicó en 34,201 pesos (anterior $ 32,460) y la del novillito pesado de 391 a 430 kilos en 35,195 pesos (anterior 33,872). En tanto para el mes de Junio el índice sugerido para los arrendamientos rurales fue de 30,932 pesos (Mayo $30,17); el promedio del novillo liviano de 32,305 pesos (Mayo $ 31.391) y el del novillito pesado de 33,728 pesos contra los 32,580 pesos del mes anterior.

Exportación

Los valores del novillo de exportación tuvieron variaciones de acuerdo a las necesidades puntuales de los frigoríficos. En nuestra provincia una de las empresas frigoríficas continuó ofreciendo 54,50 pesos hasta 150 kilos la media res; 54 pesos hasta 160 kilos; 53,50 hasta 170 kilos y 48 pesos para novillos muy pesados que dieran entre 180 y 200 kilos “la media”, siempre con plazo de 30 días. Otra de las empresas radicadas en nuestra provincia ofrecía 55,05 pesos por novillos que promediaran en pié hasta 550 kilos con pago a 30 días aunque puestos en Buenos Aires. A su turno, exportadores de Buenos Aires ofrecían entre 55 y 56 pesos por novillos de hasta 150 kilos la media res con pago de 7 a 30 días. Por novillos hasta 460/470 kilos con terminación a corral y con destino al consumo se llegaron a ofrecer sobre Buenos Aires entre 58 y 60 pesos con pago a 30 días.