Análisis Ganadero Semanal

Por Hermes R. Torra (del 3 al 7 de Julio de 2017)

Invernada sin mayores variaciones
Calidad y plazos determinaron las distintas actitudes de la demanda para darle a la plaza un trámite sostenido y sin mayores variantes en los precios más allá de situaciones puntuales de firmeza en categorías livianas, tanto de terneros como de terneras. En Liniers el incremento de la oferta licuó las ganancias del período anterior. En la exportación y por influencia de la mejora en el precio del dólar hubo mejoras en los precios ofrecidos. 

Si bien la oferta de la semana no fue importante la demanda tuvo un distinto comportamiento en base a la calidad de lo ofrecido y los plazos para el pago. Mientras en algunos casos se mostró más solícita por los terneros mas pesados en otros lo hizo con mejor actitud por los livianos, siempre imponiendo en el medio la buena mestización y un adecuado estado corporal para esta época del año. Más allá de situaciones puntuales de acuerdo a las necesidades inmediatas de los compradores la plaza continúa sostenida en cuanto a valores se refiere. Las dificultades de muchos productores de zonas afectadas por los excesos hídricos se hace notar y, de no mediar cambios climáticos que determinen un cese prolongado de las lluvias, el mismo persistirá en el tiempo. Campos con agua, caminos que no permiten la fluidez en la salida o entrada de de animales, imposibilidad de cualquier siembra, entre otros factores, exigen un gran esfuerzo por parte de los productores para continuar con los respectivos procesos productivos. La progresividad en los inconvenientes se fue extendiendo no solo en La Pampa sino en buena parte de zonas del sur de Córdoba y oeste de Buenos Aires, impidiendo la llegada de compradores que en otro momento volcaban parte del dinero de las cosechas – hoy también muy complicadas - a la compra de animales con destino a recría o engorde. Por dicha circunstancias las mejores perspectivas para la venta de nuestras haciendas que para ésta época se registraba, por ahora aparece postergada. El tiempo todo lo dirá aunque hay muchas zonas donde los problemas - sin dudas – persistirán por un largo período por la cantidad de agua acumulada que tienen los campos de cada una de ellas.

En Liniers

El incremento de la oferta semanal determinó una menor competitividad de la demanda y consecuentemente, las cotizaciones cayeron en promedio entre 1,20 y 2,00 pesos para las haciendas especiales a generales, respectivamente. La entrada del período fue de 28.260 cabezas, 15.623 más que en el anterior ciclo hebdomadario. El aporte de haciendas pampeanas también fue importante ya que se contabilizaron 2.327 animales (anterior 1.220), haciendo a un 8,23 por ciento del total embretado. El índice semanal sugerido para los arrendamientos rurales fue establecido en 30,959 pesos versus los 32,931 pesos de la última semana de junio. Por su parte el promedio del novillo liviano de 431 a 460 kilos fue de 32,073 (anterior $ 34,201) y el del novillito pesado de 391 a 430 kilos de 33,083 pesos contra los 35.195 pesos del período anterior.

Exportación y Consumo

Con variaciones positivas cerraron los negocios con novillos de exportación, tanto en el ámbito pampeano como sobre Buenos Aires. En nuestra provincia se ofrecieron 55,00 pesos por novillos que en el gancho dieran hasta 150 kilos la media res; 54,50 hasta 160 kilos y 54 pesos hasta 170 “la media”, con pago a 30 días. Otro de los frigoríficos pampeanos pagaba 55,05 por novillos que en promedio dieran hasta 550 kilos con pago 28 días. Sobre empresas exportadoras de Buenos Aires los precios fueron entre 56 pesos hasta 150 kilos la media res o 500/510 kilos en pié con pago 10 días llegando hasta los 56,50 y 57 pesos con los mismos kilos pero con pago a 30 días. En tanto y siempre sobre frigoríficos bonaerenses y por novillos entre 440 y 460 kilos se llegaron a ofrecer en la semana entre 58 y 60 pesos con pago a 30 días. Por vaquillonas livianas se pagaba en nuestra provincia 31,50 o 57/58 pesos al rinde mientras que sobre Buenos Aires y por animales que dieran hasta 95 kilos la media res se lograban “al rinde” hasta 63 pesos. Por vacas pesadas buenas se llegó a los 46 pesos con pago a 40 días también sobre Buenos Aires.