Análisis Ganadero Semanal

Por Hermes R. Torra (del 29 de Agosto al 2 de Septiembre de 2016)

Invernada
Los precios se mantuvieron firmes
Los precios de las haciendas de invernada se mantuvieron en una tónica firme tal cuál sucedió en el período anterior. En cada una de las categorías y clasificaciones se ratificó el interés de la demanda por la pronta reposición solidificando la firmeza de la plaza. En el mercado de Liniers los bajos ingresos no modificaron los valores anteriores. Así se cumplieron tres meses continuos sin mayores cambios en las cotizaciones. Mientras tanto la exportación tampoco sufrió cambios significativos en sus ofrecimientos.

La tendencia alcista que mostraron los precios de las haciendas de invernada desde mediados de Agosto pasado fue ratificada en el último período por una demanda que muestra avidez por la reposición ante los bajos ofrecimientos actuales. Si bien en esta semana los precios fueron similares a los anteriormente logrados, lo importante fue la ratificación de los mismos por cuanto lo gordo no manifiesta la misma tónica y en consecuencia no constituye motivo alguno como para incentivar el ánimo comprador. Lo que sí es evidente es la imposición de los invernadores tradicionales por la inmediata reposición tras la venta de haciendas terminadas, tanto de consumo como de exportación. Por otro lado y para esta semana los ofrecimientos de invernada continuarán siendo acotados aunque algunas situaciones particulares por “achicamiento” de los campos o por lo poco que “tiran” los mismos por las últimas heladas y también por la numerosa presencia de cuises en algunas zonas, podrían determinar la salida de algunos conjuntos que estaban a la espera de mejores precios de venta. Respecto a estos y en virtud de un adelantamiento en las subas que año tras año se da por la disminución estacional de la oferta, la demanda actuaría sobre los actuales valores en la medida que ya manifiestan una des relación respecto al valor del gordo. De ahora en más también y como elemento que puede incidir en la toma de decisiones de venta estará la situación climática pues en muchos lados y si bien hay humedad resguardada en los niveles inferiores se comienza a notar una “seca” en la superficie. Todos ahora esperan las lluvias de primavera que en La Pampa en particular resultan muy importantes no solo para los cultivos implantados sino para el desarrollo de las pasturas naturales en nuestras zonas de cría.

En Liniers

Los bajos ofrecimientos de la semana no influyeron en los límites que para la compra vienen imponiéndose los representantes de la demanda, tanto frigo1ríficos como matarifes, abastecedores y supermercados. Así cerró una semana con precios solo sostenidos salvo algunos lotes de especial condición que pudieron separarse del resto de la oferta. De la misma forma también cerró el mes de Agosto, con valores parecidos a los registrados en Julio y Agosto. La entrada de esta semana fue de 20.281 cabezas versus las también escasas 23.629 anteriores. El aporte de haciendas pampeanas fue de 1.152 animales versus las 1.141 de una semana atrás. El índice sugerido para arrendammientos rurales se situó esta semana en 28,548 pesos contra los 29,11 del ciclo hebdomadario anterior. Por su parte el promedio del novillo liviano de 431 a 440 kilos fue de 29,867 pesos (anterior $ 30,081) y el novillito pesado de 391 a 430 kilos de 30,519 pesos contra los 31,014 pesos anteriores. En tanto el mes de Agosto cerró con un índice de arrendamiento que se ubicó en 29,07 pesos con una suba de 5 centavos respecto al de Julio que había sido de 29,02 pesos. Por su parte el promedio del último mes para el novillo de 431 a 460 kilos fue de 29,936 pesos (Julio $29,971) y el del novillito pesado de 391 a 430 kilos de 31,029 pesos versus los 30,739 pesos de Julio.

Exportación y consumo
Sin modificaciones volvieron a realizarse esta semana los negocios con novillos destinados a la exportación. De tal forma continuaron vigentes los 54 pesos por animales que en el gancho dieran hasta 150 kilos la media res; 53,00/53,50 pesos hasta 160 kilos y 52,50/53,00 pesos hasta 170 kilos “la media”. Sobre frigoríficos de Buenos Aires, Santa Fé y Córdoba se pagaba 54,00/54,50 pesos con pago a 7 y 15 días y entre 55 y 56 pesos con 30 días de plazo para el pago siempre por novillos hasta 150 kilos la media res en el gancho. Por vacas con certificado para exportar a la Unión Europea se pagaban en nuestra provincia entre 44 y 44,50 pesos con 30 días de plazo para el pago. En el consumo liviano se conocieron ofertas sobre Buenos Aires por haciendas livianas de feed lot, hasta 98 kilos la media res, de 59 pesos “la carne”. Mientras tanto en nuestra provincia los precios por vaquillonas y novillitos livianos volvieron a ubicarse entre 53 y 55 pesos. Por vacas de consumo se ofrecieron entre 41 y 41,50 pesos.