Análisis Ganadero Semanal

Por Hermes R. Torra (del 2 al 7 de Septiembre de 2019)
Invernada, negociación con bajas
Con complicaciones por la falta de precipitaciones, tranquila negociación en el mercado de Liniers y lógicamente con una demanda más acotada en sus decisiones por aquellos factores, la comercialización de haciendas de invernada se realizó con bajas. Igualmente las mismas se hicieron notar con más fuerza en todas las categorías de machos, pues las hembras conservaron un nivel de precios bastante similar al anteriormente logrado. En Liniers el aumento de la oferta y un consumo que sigue en bajos niveles, estabilizó las cotizaciones en cada una de las categorías. El sector que siguió operando con buenos precios sigue siendo el de la exportación que con un dólar estabilizado mantuvo las cotizaciones anteriores. En tanto la colocación de los reproductores de las distintas exposiciones y cabañas continúa con buen ritmo y precios que valoran el trabajo de los cabañeros y dicen de la decisión de los criadores de seguir incorporando genética para el mejoramiento constante de los rodeos. 

Falta de precipitaciones, pasturas y verdeos escasos, mayor precio del maíz y suplementos, limitados valores del consumo y menores plazos para el pago, se convirtieron en factores determinantes de una actitud de la demanda mucho más moderada y consecuentemente aplicando menores valores que una semana atrás. La circunstancia se advirtió no solo en las subastas realizadas en nuestra provincia sino en toda la región pampeana. Si bien los ofrecimientos no fueron importantes numéricamente resultaron más que suficientes para una demanda que afectada por aquellos factores se fijó ciertos límites a los cuales respetó. Igualmente la comercialización fue más sostenida en la categoría de hembras donde los precios no difirieron mayormente de los anteriormente logrados. Donde hubo una caída importante fue en la categoría de vacas para invernar donde los conjuntos se presentaron – en general – muy delgados e indudablemente con una mayor inversión para cambiarlos de categoría y/o engordarlas. Así y con este panorama, solo las esperadas precipitaciones harían cambiar el ánimo de los compradores y recuperar el terreno perdido por estos tiempos.

En Liniers

La jornada de cierre del mercado fue fundamental para equilibrar con el ciclo hebdomadario anterior los promedios de las distintas categorías y clasificaciones que venían negociándose con tranquilidad. La entrada de la semana fue de28.679 cabezas (anterior 23,739) con un aporte de 2.105 vacunos remitidos desde nuestra provincia, solo 40 más que en la anterior. El índice sugerido para los arrendamientos rurales se ubicó en éste período en 66,662 pesos versus los 66,875 pesos anteriores. Por su parte el promedio del novillo liviano de 431 a 460 kilos fue de 67,466 pesos (anterior $ 66,275) y el del novillito pesado de 391 a 430 kilos en 67,825 pesos contra los 67,594 pesos de la última semana de Agosto.

Exportación

La exportación continuó operando en la semana con valores que en los últimos 30 días de han mantenido prácticamente inalterables en vista de una oferta que satisface plenamente las necesidades de las empresas. En nuestra provincia se pagaban al cierre 130 pesos por novillos que en el gancho dieran entre 150 y 160 kilos la media res. Por su parte empresas exportadoras de Buenos Aires, Santa Fé y Córdoba situaron sus ofertas en 130 pesos con pago a 7 días y entre 133 y 135 pesos con pago desde 21 a 35 días. En tanto las vacas con certificado para exportar y sobre Buenos Aires situaron sus precios entre 118 y 120 pesos la media res.