Análisis Ganadero Semanal

Por Hermes R. Torra (del 29 al 2 de Febrero de 2018)

Mercados ganaderos con solidez
Otra buena negociación en cada uno de los sectores ganaderos fue la registrada en éste período. El mercado de Liniers prosiguió con la consolidación de los valores anteriores registrando incluso, nuevas subas respecto a una semana atrás. Sin generarle gran competencia los mejores precios del consumo hicieron a una decisión más firme en la compra del novillo de exportación incentivando en parte a los invernadores ante las buenas perspectivas que se están abriendo para las carnes argentinas en los mercados mundiales. Finalmente la invernada va consolidando también un mercado sostenido. Los incendios registrados en la zona sur y oeste de nuestra provincia agregaría en las próximas semanas algo más de oferta, fundamentalmente de terneros.



La comercialización ganadera del último período fue nuevamente positiva al afianzarse los precios en cada una de los sectores. Los valores en el mercado de Liniers volvieron a crecer en virtud de una oferta que no logra satisfacer plenamente las necesidades de cobertura de matarifes, abastecedores y frigoríficos. Así y al influjo de los niveles alcanzados en el consumo la exportación levantó levemente sus cotizaciones a fin de que aquel no le genere competencia. Por su parte en invernada las cotizaciones se afirmaron en buenos niveles con ofrecimientos considerados normales para ésta época del año. De ahora en más restará saber cuál es la influencia que en la demanda y en cuanto a precios se refiere, significará – en algunos casos y zonas - la mayor oferta que puede generar la salida apresurada de terneros de la nueva zafra por la magnitud y extensión que han alcanzados los incendios en La Pampa. Si bien se trata de preservar el bien de trabado que es la vaca, serán muchos los conjuntos de terneros que tendrán un destete precoz y mucho antes de lo habitual, para incorporar dichos animales a los remates ferias. Esta situación se dará fundamentalmente en toda la zona sur de nuestra provincia con campos que han sido diezmados en su totalidad y que solo aguardan la llegada de lluvias que puedan aportar en unos meses el pasto necesario para el mantenimiento de los vientres. Por el momento muchos productores están buscando campos para llevar dichas haciendas aunque con monte y en vista de la temporada estival exista cierta desconfianza por los riesgos que se corren por los incendios. Por otro lado y en vista de la sequía que afecta no solo al territorio pampeano sino también a buena parte de la provincia de Buenos Aires, se esta viendo una demanda más activa por la hacienda más liviana lo que favorecería la comercialización de la mayor cantidad de terneros que acumulará la oferta.

En Liniers

Envíos levemente superiores a los del ciclo hebdomadario anterior, pero aún insuficientes para las necesidades de los compradores, favorecieron la comercialización de las haciendas que ingresaron a Liniers, con nuevas subas en un claro proceso de recuperación de valores.
La entrada de la semana fue de 24.016 vacunos, unos 2.085 más que en la anterior con un aporte de 1.405 cabezas (anterior 1.505) remitidas desde nuestra provincia. El índice sugerido para los arrendamientos rurales de todo el período fue de 33,223 pesos versus los 31,986 pesos anteriores. Por su parte el promedio del novillo liviano de 431 a 460 kilos se situó en 34,239 pesos (anterior $ 33,526) y el del novillito pesado de 431 a 460 kilos en 35,099 pesos contra los 34,751 pesos anteriores. En tanto si se toma como última semana del mes los promedios del 29 al 31 de Enero fueron de 32,849, 33,617 y 34,803 pesos para el arrendamiento, novillo liviano y novillito pesado respectivamente. Finalmente para el mes de Enero el índice de arrendamiento fue de 30,523 pesos, el promedio del novillo liviano de 31,465 pesos y el del novillito pesado de 32,965 pesos.

Exportación

Una leve mejora en los precios se registró esta semana en la comercialización de los novillos destinados a la exportación. En nuestra provincia sobre el final de la semana y con pago a 30 días se ofrecían 61,50 pesos por novillos que en el gancho dieran hasta 150 kilos la media res; 61,00 pesos hasta 160 kilos y 60,50 hasta 170 kilos “la media”. Sobre frigoríficos de Buenos Aires la mayoría de los operadores pagaban entre 61,50 y 63 pesos con plazos de 7 a 30 días, por animales de hasta 510/520 kilos en pié o hasta 150/155 la media res. Sobre uno de los frigoríficos de Santa Fé continuaron con los 62 pesos con 30 días de plazo pero hasta 160 kilos la media res.