Boom para la superficie triguera

28/03/2016
Analistas creen que la siembra de trigo podría crecer hasta 41% esta campaña. Así Mauricio Macri enfrentará su primer test de la campaña 2016/2017.


Dentro de poco más de un mes, el gobierno de Mauricio Macri enfrentará su primer test de la campaña 2016/2017: la siembra de trigo. Luego de las medidas de quita de retenciones y eliminación de las trabas para exportar, los primeros sondeos que manejan analistas y empresas semilleras es que la superficie sembrada podría crecer hasta 41%.

El año pasado, la superficie sembrada se ubicó, según la Bolsa de Comercio de Rosario, en 3,4 millones de hectáreas. Con ese nivel, estuvo entre las más bajas de la historia. En rigor, cuando el kirchnerismo empezó a intervenir en el mercado con controles a la exportación, el cereal retrocedió año tras año en superficie. Respecto del promedio de los años 90, quedó en entre 2 y 2,5 millones de hectáreas menos.

Con los productores haciendo los presupuestos de siembra mientras avanzan en la cosecha de soja, las proyecciones privadas van confirmando una fuerte intención de aumento del área. Gustavo López, analista de la consultora Agritrend, estima que la superficie de la nueva campaña triguera será de 4,8 millones de hectáreas, contra 3,4 millones de la pasada. Representa, con 1,4 millones de hectáreas más, un incremento del 41%.

En la Sociedad Rural Argentina (SRA), una de las entidades del sector qué más fustigaron el esquema de intervencionismo aplicado en el comercio por el kirchnerismo, su economista en jefe, Ernesto Ambrosetti, tiene en la mira una superficie de 4,5 millones de hectáreas.

En el sector semillero también prevén buenas noticias para la siembra. En este sentido, en Don Mario, una de las primeras proveedoras de semillas, calculan una superficie cubierta de entre 4,3 y 5 millones de hectáreas. "Es un crecimiento de entre el 20 y el 40% de área", señaló Santiago De Stefano, gerente de Marketing de la compañía.

En las empresas cuentan que la oferta de semillas disponible, con bolsas certificadas por parte de las compañías, incluso podría ser mayor que el aumento de área. "El año pasado se vendieron un millón de bolsas y este año estimo que habrá más de 4,5 millones", dijo De Stefano.

Los productores están sacando cuentas sobre cuánto costará hacer trigo. Según el productor Guillermo Aiello, en el ciclo pasado, 2015/2016, sembrar una hectárea con el cultivo en el sur de Santa Fe demandaba un gasto de unos 390 dólares. Ahora, para la campaña 2016/2017 el costo es de 330 dólares por hectárea. Esto significa una merma de al menos 15 por ciento.

"Esta baja se debe a que el sinceramiento del tipo de cambio produjo una baja en el costo en dólares de los servicios que se pagan en pesos. Además, hubo una baja importante en el costo de los fertilizantes, fundamentalmente la urea, que tuvo una caída del orden del 30 por ciento", precisó Aiello.

El precio de la urea, un fertilizante clave para el cultivo, cayó unos 100 dólares por tonelada respecto de la campaña pasada, acompañando la tendencia internacional de productos que siguieron a la baja del petróleo. Hoy este insumo se consigue en torno de los 320 a 330 dólares la tonelada. Son precios a los que podía conseguirse en 2004, hace doce años.

Con más trigo, y también más maíz a partir de septiembre próximo, los especialistas aguardan una recuperación del alicaído mercado de fertilizantes. El mercado total tuvo un consumo de 2,4 millones de toneladas en 2015, regresando a niveles de 2008, pero podría repuntar a por lo menos 3,2 millones de toneladas, de la mano de esos dos cultivos.

Para Aiello, además de la baja en el costo de los fertilizantes como la urea, otro dato a tener en cuenta a la hora de hacer números viene por el lado de los gastos de cosecha y comercialización. "Hay una baja importante en términos relativos de los costos de flete y paritarias, como consecuencia del sinceramiento del tipo de cambio", comentó el productor.

De acuerdo con un reciente informe del INTA Marcos Juárez, Córdoba, en esa provincia el cereal puede dejar hoy un margen bruto de 2580,16 pesos por hectárea, 57,5% más que el ciclo pasado. La mejora puede acercarse al 80% cuando, cosechado el trigo, luego se siembra soja.

Si bien se aguarda más siembra, hay expertos que prefieren esperar a ver el número final. Sucede que en el sudeste bonaerense, región productora por excelencia, el cultivo de cebada tomó protagonismo a expensas del trigo en los últimos años, muchos productores se acostumbraron a su manejo y a ventajas agronómicas que los harían pensar sobre cuántas hectáreas sería conveniente volver a hacer con trigo.

UNA CAMPAÑA QUE PROMETE

3,4 Millones de hectáreas

Es la superficie sembrada con trigo que alcanzó la campaña 2015/2016. En esta campaña llegaría a 4,8 millones de hectáreas

330 Dólares

Es el costo que tendría sembrar una hectárea con trigo en la zona sur de Santa Fe. Es un 15% menos que la última campaña

3,2 Millones de toneladas

Es el consumo de fertilizantes que se alcanzaría en esta campaña, gracias a la mayor siembra de trigo y maíz.



La Nación