Por Hermes R. Torra (del 7 al 11 de Enero de 2019)

Invernada
Se renuevan las expectativas
Tras la iniciación de los remates de invernada en nuestra provincia, el mercado busca referenciar sus precios de acuerdo a lo que acontece en la comercialización de las haciendas de consumo. Paulatinamente pudo apreciarse una comercialización más sólida aunque igualmente alejada de muchas pretensiones en cuanto a precios se refiere. Por ahora la demanda no se amplía y consecuentemente la tarea de los consignatarios se asienta en ese sentido buscando nuevos compradores que le generen a la plaza una mayor competitividad. En Liniers se operó con una demanda interesada que dejó buenos valores. Hubo sí algunas leves bajas que tuvieron que ver con el mayor volumen de la oferta y la selectividad por los conjuntos mas generales. La exportación por su parte salió nuevamente a operar con mayor amplitud tras los períodos vacacionales de muchas plantas. Los valores anotados tuvieron que ver con las necesidades puntuales de muchas de las plantas faenadora.


La comercialización de haciendas de invernada va buscando progresivamente nuevas referencias respecto al aumento que registró en los últimos 20 días el rubro consumo. La situación presenta aún dificultades en la medida que los ofrecimientos para ésta época han crecido y la demanda, aún con un mayor grado de competitividad, no convalida aumentos importantes. Por ahora los compradores del engorde tradicional no son muchos y los feedloteros – en general – esperan también una estabilización del mercado de gordo para salir con mayor decisión a la compra de los conjuntos faltantes. Por estos tiempos es importante el trabajo de los consignatarios para lograr aumentar el número de compradores en las respectivas subastas para lograr aquella mayor competitividad y valores más retributivos para el primer eslabón de la cadena productiva. Igualmente hubo precios levemente superiores a los obtenidos en el cierre de Diciembre. Si bien la operatoria se resumió mayormente entre los 30 y 45 días, plazos mayores a dichos guarismos tuvieron influencia positiva en el desarrollo de las colocaciones y consecuentemente mejores valores. Para esta semana se aguarda con expectativa la negociación en el mercado de Liniers pues, la convalidación de los actuales valores podría presionar hacia la reposición y darle otro impulso a la invernada.

En Liniers

En la primera semana completa de negocios en el mercado de Liniers y con una oferta importante respecto a la de los dos períodos anteriores, frigoríficos, matarifes y abastecedores actuaron con interés en todas las categorías y clasificaciones. Si bien hubo algunas bajas las mismas no fueron juzgadas como significativas en vistas del volumen que adquirió la oferta y más en una época donde el consumo siempre expresa una caída por los períodos vacacionales. La entrada de la semana fue de 30.685 cabezas versus las 15.910 de la anterior. El aporte de haciendas pampeanas fue uno de los más importantes de los últimos tiempos al contabilizarse 2.262 vacunos contra los 936 de la primera semana de Enero. El índice semanal sugerido para los arrendamientos rurales se situó en 50,223 pesos contra los 50,918 pesos anteriores. Por su parte el promedio del novillo liviano de 431 a 460 kilos fue de 51.392 pesos (anterior $ 52,655) y el del novillito pesado de 391 a 430 kilos de 52,760 pesos contra los 53,510 pesos del pasado ciclo hebdomadario.

Exportación

El retorno a la actividad de varias de las plantas frigoríficas que se habían impuesto un impasse por las festividades de fin de año, determinó una mayor solidez en los negocios y aumentos en las cotizaciones, tanto del novillo como de la vaca “con certificado”. Así frigoríficos de Buenos Aires ofrecieron entre 90 y 92 pesos por novillos de hasta 159/155 kilos la media res o 500/520 kilos en pié con plazos que variaron entre los 7 y 30 días. En nuestra provincia y con una oferta que les permitió completar la próxima faena semanal los valores se situaron entre 88 y 89 pesos con plazos de 30 días y por novillos de hasta 150 kilos la media res. En tanto por las vacas para exportar y sobre empresas de Buenos Aires se llegaron a ofrecer 78 pesos con pago a 15 días y 79 pesos con plazo de 30 días. En La Pampa y por vacas de consumo los ofrecimientos eran de 70 pesos con pago a 30 días.