Trasladan la barrera sanitaria al río Colorado

07/03/2013

El Ministerio de Agricultura de la Nación, que conduce Norberto Yauhar, resolvió, en forma inconsulta, ampliar la zona de libre aftosa sin vacunación para la región comprendida entre la provincia de Río Negro y el Partido de Patagones, provincia de Buenos Aires.

La medida entró en vigencia oficialmente ayer (28/02/2013).

En un comunicado llegado a esta redacción desde el Ministerio que lidera Yauhar se destaca que "la decisión, tiene por objetivo otorgar el estatus sanitario "Libre de Fiebre Aftosa que no Practica la Vacunación" y su pertinente reconocimiento internacional para los productores ganaderos comprendidos en esa región cuyo límite Norte estará constituido, a partir de ahora, por el Río Colorado, en la provincia de Buenos Aires".

"Con esta medida se logra incorporar plenamente desde la provincia de Río Negro hasta el partido de Patagones. Esta inclusión permitirá consolidar una zona homogénea unida a la geografía patagónica que ya disponía de este estatus, extendiendo las barreras zoofitosanitarias libres de aftosa sin vacunación, lo que de cara al futuro abrirá el acceso a los mercados externos a un mayor número de productores ganaderos", expresó el titular de la cartera agropecuaria. Así, el perímetro reconocido como Patagonia Norte A, pasa a tener el mismo estatus sanitario que la región patagónica comprendida la Patagonia Norte B en la provincia de Río Negro, y las provincias de Chubut, Neuquén, Santa Cruz y Tierrra del Fuego.

Precios en alza
Esta nueva condición sanitaria genera en el corto plazo importantes desequilibrios en el mercado. Hasta ayer podía ingresar desde el norte del Colorado a lo que era la zona Patagonia Norte A (ver mapa adjunto) tanto hacienda en pie para faenar como carne con hueso. En esta zona están concentrados la mayor parte de los frigoríficos de la región. La medida aplicada por el Ministerio de Agricultura imposibilita ahora el ingreso de este tipo de productos provenientes del norte del río Colorado.

La falta de oferta disparará los precios de la carne con hueso hasta el 50% según datos suministrados por la industria. Es decir, un asado que en el Valle se conseguía hasta ayer a 40 pesos el kilo pasará a costar alrededor de 60 pesos o más en sólo un par de semanas.

Cabe destacar que el ingreso de carne sin hueso proveniente del norte del río Colorado se mantiene sin limitaciones para entrar a la región.

Ganadores y perdedores
Este nuevo status sanitario, definido desde las oficinas del gobierno nacional, elevará los precios de la hacienda para faenar que se oferte al sur del río Colorado ya que los stocks de ganado en toda la Norpatagonia son muy bajos en la actualidad como para poder abastecer la potencial demanda de la región.

Hasta ayer la hacienda liviana para faena se pagaba a un promedio de 9,50 pesos (más IVA) el kilo en pie en lo que era la zona Patagonia Norte A. Con el cierre del ingreso del norte, se especula que los valores se dispararán a 15,50 pesos (más IVA).

Sin dudas, los ganadores de este nuevo reacomodamiento del mercado son los ganaderos que hoy están produciendo en Neuquén y Río Negro.

Sobre la otra vereda, se ubican los frigoríficos que se encontraban en la zona Patagonia Norte A. Ante la falta de materia prima para poder faenar, deberán realizar un ajuste de escala sobre sus industrias, lo que conllevará seguramente a menores niveles de producción, por lo menos en lo que al corto plazo se refiere.

Por otro lado, no caben dudas que el otro gran perdedor de esta medida definida por el gobierno nacional, son los consumidores que deberán pagar mucho más cara la carne con hueso, tendencia que seguramente "arrastrará" al resto de los cortes cárnicos hasta que se reacomode finalmente el mercado.

Cuenca Rural