Ulises Forte será el primer presidente del IPCVA que abra las exportaciones cárnicas

25/04//2016
Por Pedro Álvarez Bustos

El seminario de “Carne Argentina 2030, con la ganadería ganamos todos” que organizó el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), realizado en CABA, logró convocar a 1700 asistentes y mas de 4000 seguidores en vivo y en directo por internet.


Participaron distintos funcionarios nacionales y provinciales, técnicos, productores ganaderos, integrantes de directivas de las diversas entidades y agremiaciones agropecuarias, representantes sindicales de la industria cárnica y empleados rurales, los cuatro presidentes de la Mesa de Enlace, funcionarios del INTA y disertantes especializados. La amplia mayoría asistió a toda la jornada que iniciada a las 8,30 concluyó aproximadamente a las 19 horas. También hubo una mínima minoría de funcionarios que asistió -al comienzo- “solo para la foto”, tal como lo pusiera de relieve el presidente en sus palabras finales.

El pampeano, presidente Ulises Forte, se llevó casi todos los elogios, junto al vicepresidente Jorge Torelli y demás directivos del IPCVA. La organización fue perfecta y los resultados halagüeños. Fue general el reconocimiento y deseos de éxito para un futuro que aparece como próvido y afortunado.

Ya no está prohibido exportar carne en Argentina. Todo lo contrario.

“Podemos hacer esta jornada porque ahora tenemos esperanza, comenzó expresando el presidente Ulises “Chito” Forte, porque hay perspectivas y es un momento en que la ganadería puede volver a tener previsibilidad . . . Cuando se dice que se perdieron 10 millones de cabezas de ganado, lo que no se menciona es que eso implica que haya 60 mil productores menos, miles de trabajadores de la carne viendo en peligro su fuente laboral, pueblos vacíos y taperas en las chacras. Este Instituto tiene la capacidad de sintetizar a toda la cadena, de poner a disposición del gobierno y de los legisladores todo el conocimiento técnico con el que contamos para llevar a nuestro país de vuelta al lugar que nos merecemos en materia ganadera”.

“…vamos a trabajar en pos de los consumidores argentinos que representan al 90% de nuestro mercado”, siguió diciendo, al margen de ampliar los mercados en el mundo, dado que el prestigio de nuestra carne está intacto.

Ya, al finalizar, Forte, dijo que “si incrementamos en 50 kilos el peso de cada animal faenado, podremos duplicar la capacidad exportadora y abastecer de carne de novillo a los argentinos, a quienes debemos volvera explicarles que es tan tierna y sabrosa como la que están comiendo ahora”.

Concluyendo, el acto de presentación, el Ministro de Agroindustria de la Nación Ricardo Buryaile manifestó su orgullo de estar presente y que “en estos cuatro meses hemos tomado medidas importantes para el sector, tales como la unificación del tipo de cambio, la eliminación de retenciones a las exportaciones, ROES y otros factores distorsivos. No sólo tenemos el compromiso sino también la convicción de abastecer la mesa de los argentinos y del mundo y para eso no se pueden restringir las exportaciones”.

Tras otras consideraciones Buryaile expresó: “Forte será el primer presidente del IPCVA que podrá abrir exportaciones, tiene la enorme responsabilidad y el gran desafío de ofrecer nuestra carne al mundo. Sus predecesores han vivido pésimas condiciones, pero desde este gobierno estamos dispuestos a trabajar juntos para abastecer a la Argentina y al mundo. Ahora es tiempo de demostrar que podemos y este gobierno los invita a confiar, a producir y a invertir para proyectar un futuro mejor.

A posteriori disertaron Amadeo Nicora, del INTA; Adrián Bifaretti, técnico del IPCVA; eL periodista Alfredo Leuco; un panel de representantes de la industria frigorífica; el político, economista y ganadero Javier Gonzalez Fraga; otro panel integrado por los presidentes de la Mesa de Enlace, Dardo Chiesa, Egidio, Maillard, Omar Principe, y Luis Miguel Etchevehere.

Además participaron Alberto Barra, del Secretariado General de la UATRE y el titular de la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne y afines, José Alberto Fantini, cuyos decires provocaron numerosos aplausos. Aseguró que siempre fue peronista y que “en el pasado estuve convencido que si cerraban las exportaciones iba a ser más barata la carne para los argentinos. ¡Qué equivocados que estábamos! Ahora hay un gobierno que no esperábamos que ganara, pero ante las medidas que tomó empezamos a tener alguna esperanza. Tenemos entre 15 y 20 mil trabajadores menos, 152 frigoríficos han cerrado las puertas y eso implica un gran costo humano para el sector. No queremos seguir perdiendo la dignidad del trabajo”.

En síntesis, el gobierno anterior dejó a Argentina al borde del colapso y aislada del mundo. Ahora tenemos que prepararnos para una economía que vuelva a crecer en base a la inversión y no al consumo. Habrá reactivación y crecimiento en la ganadería. Actividad que es la que más empleos da y más futuro tiene en nuestro país.